Actualizado hace: 1 hora 24 minutos
Todo se construye…
Todo se construye…
Por: Melvyn Herrera
[email protected]

Lunes 30 Julio 2018 | 04:00

En el título resumo el cruce de ideas coincidentes que con el actual primer personaje público provincial tuvimos hace unos días en una feria de la construcción; tratamos de nuestras vidas, las que en cada instante de alguna forma la estamos construyendo, al respirar, hidratarnos, alimentarnos y protegernos bajo un techo; ni qué decir que para ello debemos de materialmente construir esos pisos y techos que nos protegen de las adversidades de la naturaleza, que aunque es generosa, la exposición a la intemperie nos mataría.

 Así es que una de las más gravitantes actividades del ser humano es construir, desde los propósitos de supervivencia, hasta todo lo referente a la alimentación y habitabilidad. 

Debido a ello sería que, por ser de origen campesino el  personaje que refiero, muy creativamente comparó la fortaleza y habilidad del común machetero de las campiñas con la del jugador de tenis, pero uniendo el dominio de la raqueta y su contacto con la bola con los efectos que desea lograr a base de ello, igual que el hombre de campo lo hace con el machete y la vegetación.
Y así, de variada forma profundizamos los pensamientos sobre lo que es construcción, asumiendo voluntariamente yo la tarea de “construir” esta nota periodística, aplicando en ella los principios que toda construcción requiere, cuyo inicial y principal elemento es la planificación y consecuente ordenamiento de las ideas, especialmente en el caso de lo que estoy haciendo, escribir. 
Llegué así a la reconstrucción, actividad a la que estamos abocados por el nefasto 16A de hace más de dos años, en la que, los hechos lo dicen, no hubo planificación; y por ello, al cambiar los responsables, surgieron los malos resultados encontrados, agravados con sospechas de malos manejos.
Hilvanando con lo anterior, aparte de la confianza ciudadana que ha logrado reconstruir el gobierno del Lcdo. Lenin Moreno, genera expectativa que él, en este viaje a Europa,  gestione la construcción de miles de “Casas para Todos” para nuestros compatriotas más necesitados, lo que con seguridad incentivará al resto de ecuatorianos a seguir construyendo la mejor sociedad que en la década perdida del “correato” quedó al garete por los despilfarros, faraónicos sueños y sabatinos engaños que padecimos.
Aquello debería ser suficiente experiencia para que después de algunos meses, cuando corresponda expresar nuestra voluntad en las urnas, lo hagamos conscientes de que en ese momento, figuradamente, estamos usando un machete para construir un mejor presente y futuro para nosotros y todos quienes nos rodean. 
Por todo ello, tengamos muy presente que, aparte de nuestra constructiva cotidianidad, cada vez que sufragamos realmente estamos construyendo nuestro destino; ¡o destruyéndolo! No hay más que agregar a este respecto. “A buen entendedor, suficiente seña”, generoso lector.
 
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala

Recomendadas para ti:

Más opiniones: