Actualizado hace: 9 minutos
Santo Domingo
17 tentativas de asesinato

Daniel Cheme y Patricia Palacios no se conocen, pero han pasado el mismo susto.

Domingo 29 Julio 2018 | 11:00

 Ambos estuvieron al borde de la muerte tras ser atacados por supuestos amigos.  

Cheme fue disparado el 11 de mayo en el asentamiento Tiwintza.
El hombre fue baleado cuando se encontraba frente a su hija.
El agresor lo atacó por la ventana de su casa. 
Producto del disparo Cheme debió ser sometido a una cirugía y por varios días permaneció en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del hospital Gustavo Domínguez. 
Mediante llamada telefónica su esposa informó que el hombre fue dado de alta y se recupera “satisfactoriamente” en su vivienda. 
Por este hecho, catalogado por la Policía como tentativa de asesinato, no hay ninguna persona detenida, se indicó.
 
Otro caso. Patricia Palacios fue intervenida de emergencia en la misma casa de salud en la que estuvo Cheme.
Ella recibió una puñalada en el abdomen luego de una pelea con otra mujer, según la institución del orden. 
El caso, que se suscitó el 8 de julio, dejó a una persona detenida.  
Sonny Salinas, jefe del Comando provincial, explicó que desde enero hasta junio de este año en la provincia se han registrado 17 casos de tentativas de asesinato, dos de ellos ya fueron resueltos en flagrancia con la aprehensión de los sospechosos. 
Según el oficial, las principales motivaciones para que se hayan suscitado estos hechos son la violencia comunitaria (14 casos), violencia intrafamiliar (2), y delincuencia común (1). 
 
En la zona rural. El jefe policial añadió que de los “17 eventos suscitados” 14 se han registrado en el área rural y tres en la zona urbana. 
Las estadísticas de la institución policial también detallan que en dos casos se han empleado armas de fuego y que en once se utilizaron armas blancas.  
El delito de tentativa de asesinato se encuentra tipificado en los numerales 2, 4 y 6 del artículo 140 del Código Orgánico Integral Penal (COIP), en concordancia con el artículo 39 del mismo cuerpo legal.
Es sancionada entre uno y dos tercios de la pena que le correspondería si hubiera consumado el delito. 
El asesinato es reprimido con 22 a 26 años de reclusión; es decir, que podría dictarse una pena de entre 7 y 9 años de privación de libertad.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala