Actualizado hace: 1 hora 3 minutos
Dos ejes dividen a la ciudad

La ciudad está dividida en cuatro zonas. Son los cuadrantes que parten de dos ejes para efectos de la nomenclatura.

Domingo 29 Julio 2018 | 07:00

 Lo explica Patricio Vélez, director cantonal de Desarrollo Territorial. El eje norte-sur es el formado por las avenidas del Ejército y la 15 de Abril, desde Picoazá hasta la vía a Santa Ana; y el este-oeste por la calle Pedro Gual y la avenida metropolitana Eloy Alfaro, desde la vía a El Rodeo hasta la vía a Manta.

Son los ejes cero, que se unen a la altura de la terminal terrestre, y punto de partida para numerar las calles. 
Señaló que todas las calles paralelas al eje norte-sur se   van a llamar calles (CA) y las paralelas al eje este-oeste serán las transversales (TR). El nombre se mantiene y se agrega la ubicación según el cuadrante donde se encuentren y el código postal para el sistema de correos (ver gráfico).
En el caso de las calles sin nombre, se elimina el S/N.
 
Plan piloto. La nomenclatura, que ya se instaló en la zona regenerada, es producto del estudio del estado de calles que el municipio contrató en el 2015 para conocer el estado de la vialidad urbana. Como había que revisar el estado de las calles para planificar la intervención, se vio la oportunidad de incluir la nomenclatura.
“Básicamente se trata de codificar cada una de las calles de acuerdo a normas internacionales”, dijo Vélez.  
Indicó que las 9 manzanas donde se construye el plan PRIZA serán las siguientes donde se instale la nomenclatura.
El municipio no tiene un valor de cuánto costaría instalar la nomenclatura en toda la ciudad porque, indicó Vélez, se la irá poniendo en las zonas regeneradas hasta completar las 64 manzanas del proyecto. “Se va a ir expandiendo”, acotó. Lo que dijo es que los letreros ya no irán en los edificios sino en postes metálicos.
 
Información. Para Lili Mendoza la nomenclatura es una necesidad, especialmente cuando se busca potenciar el turismo en Portoviejo y los visitantes requieren información adecuada para llegar a su destino. 
Aunque, agregó, lo que sí es fundamental es que el ciudadano común se familiarice con los códigos, porque como vivimos en una ciudad donde nos guiamos por nombres de farmacias, parques, edificios, instituciones, hasta apellidos de familias, como que difícilmente nos vamos a acostumbrar a los códigos.
El taxista Johnny Macías dijo que el municipio debe capacitarlos para saber cómo guiar a los visitantes, ya que el tema “está un poco complicado”.
Patricio Vélez dijo que el próximo paso será incluir en los datos de los predios  la nomenclatura con el código postal para el sistema de correos y para que la gente se familiarice con su ubicación.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala