Actualizado hace: 40 minutos
Palenque
El banco de los caídos

Los rayos de sol caían impetuosamente y el sonido provocado por el agua de dos fuentes, arrullaba la tarde dentro del longevo parque central.

Sábado 28 Julio 2018 | 11:00

En una equina, cerca del parque y de la Iglesia, bajo la sombra de un almendro, cinco hombres de pelo blanco platicaban y se reían copiosamente.

Digo cinco, pero, visualmente, son cuatro, uno de ellos disimulaba bien las canas con tinte negro.
Son gente de la “vieja guardia” que se reúnen todas las tardes para conversar en los
asientos anclados al codo de las calles Balzar y Bolívar. Son amigos de toda la vida, de esos que se permiten las bromas pesadas.
“Este es el banco de los caídos y no me pregunte por qué”, dijo Hugo Patiño Coronel, palenqueño de 70 años y quien se ha dedicado por casi medio siglo a entonar el saxofón en varias orquestas de la provincia.
Las carcajadas resonaron apenas Patiño dijo la frase.
Hugo Álvarez Coronel aclaró sonriente. “No piense mal, el nombre es porque aquí cae la sombra que nos cubre del sol y, también, todos los días ‘caemos’ a conversar. Aún somos soldados combatientes”.
Perfil. Los tertulianos han perdido la noción de los años que congregan en el lugar. Especulan 30 años.
Todos ellos son un testimonio viviente del crecimiento de la población y de los cambios infraestructurales y políticos suscitados en Palenque y principalmente en aquella zona del centro de la urbe.
“Los caídos” confesaron que mientras la salud colabore y el almendro siga de parasol, llegarán al sitio para recordar sus historias.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala