Actualizado hace: 1 hora 48 minutos
Manuel era padre y madre para su bebé

Tras la muerte de Manuel Conterón queda un drama con su hijo de tres años de edad, ya que solo tenía a su padre para que lo cuidara.

Viernes 27 Julio 2018 | 07:00

El niño nació con discapacidad física y en base a un tratamiento médico la familia espera que en el futuro se recupe, precisó Carlín Macías, tío de Manuel, quien el miércoles pasado encontró la muerte arrollado por un camión en el sector de la Coca Cola, vía Portoviejo-Santa Ana.

Los restos de Manuel, quien tenía 19 años, son velados en la casa de su abuela, localizada en el sector Nuevo Portoviejo, cerca de la planta de agua potable Cuatro Esquinas.
El apellido Macías es común en el sitio. El ahora occiso se incorporó como bachiller de la República hace dos años en el colegio Pedro Zambrano, y por cosas del destino no pudo seguir la universidad, precisó su tío, agregando que tenía en mente retomar sus estudios en algún momento.
 
Oficio. Sin embargo, Manuel Conterón desarrolló la habilidad de entrenar perros.
La presencia de mascotas ajenas se hizo común en su casa, porque solía llevarlas a su entorno para amansarlas y enseñarles trucos. 
También visitaba las viviendas de sus clientes, para entrenar los canes.
Gracias a su trabajo generó recursos destinados al sustento de su hijo. 
Macías dijo que su sobrino solía trabajar fuera y dentro de su casa. Cuando salía su mamá se hacía cargo del cuidado del niño, y en la noche por lo general era él quien asumía la responsabilidad en un cien por ciento.
Ahora, ante la partida inesperada de Conterón, el cuidado del menor de edad será exclusivo de su abuela.
“Era un muchacho tranquilo y no se metía con nadie”, recordó su tío.
Sobre la denuncia para que se investigue el suceso, indicó que es una decisión exclusiva de los padres.
 
Golpe. Artemio Vélez, una de las personas que presenció el acccidente de tránsito que cobró la vida de Manuel Conterón, mencionó que éste conducía una moto y fue impactado por un taxi, que lo intentó rebasar.
El roce hizo que el vehículo liviano cayera debajo de un camión, el cual provocó lesiones de consideración en el entrenador de perros.
Manuel murió a los pocos minutos de suscitarse el percance.
El testigo precisó que al ver lo acontecido intentó detener al conductor del camión, pero deslindó su responsabilidad señalando que fue un taxi el que “se lo tiró debajo”.
Luego salió corriendo y desapareció del lugar.
De acuerdo a los moradores, no pensaron que el accidente tuviera un desenlace fatal, porque el motociclista no daba señales de tener heridas de gravedad.
 
Lesiones. Varios minutos después arribaron paramédicos y confirmaron la muerte de Conterón. 
El cadáver arribó a la casa de su abuela a las 14h30 de ayer, ante la indignación de sus amistades y familiares por la demora en el centro forense de Manta por la autopsia. 
Según los peritos, el motociclista pereció por trauma de tórax (golpe), laceraciones en un pulmón y riñón. Murió por hemorragia interna.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala