Actualizado hace: 3 horas 51 minutos
Caficultores de Manabí exigen un mejor precio

La caída del precio del café en Manabí tiene preocupado a Víctor Chóez, caficultor del recinto Nueva Esperanza de Paján.

Viernes 27 Julio 2018 | 06:00

 El agricultor cuenta que desde hace ocho años siembra tres hectáreas de café, y lamenta que el precio del producto registre una baja en el mercado local, que la atribuye a una posible sobreproducción.

Chóez dice que el quintal de café cereza (maduro)está en $ 16. “Ese precio no es suficiente para solventar los gastos que conlleva la producción”, indica al agregar que el año pasado el precio del quintal estuvo entre 19 y 20 dólares. 
“Son 16 trabajadores por hectárea que se necesitan para cosechar. Cada jornal es de 10 dólares, aparte el flete y otros gastos, por lo que no se recupera lo invertido”, comenta.
Él afirma que con la renovación cafetalera que implementó el Gobierno se cambiaron los cultivos tradicionales de café caturro por el sarchimor y catucai. “Al principio sí nos apoyó y nos benefició el Gobierno con plantas, insumos y asesoría, pero después se olvidaron de nosotros”, señala.  
Rufino Ortiz, promotor agrícola del Gobierno Parroquial de Campozano, dice que en este sector existen cerca de 600 hectáreas de cultivos renovados.
Agrega que en Campozano existen dos asociaciones cafetaleras. Una es La Esencia del Café y la otra es la 15 de Diciembre.  
Según el promotor, las asociaciones están conectadas con organismos internacionales que buscan exportar el café a Estados Unidos.
Carlos Figueroa, del recinto La Prosperina de Jipijapa, indica que por el precio de los insumos y el pago que debe hacer dos veces al año para la limpieza del terreno, no le es favorable seguir en la caficultura. 
Ahora prefiere sembrar maíz.
En Jama, la sequía y el frío también han causado problemas en los cafetales, pero algunos agricultores aseguran que el mayor problema es el bajo precio.
En este cantón existen cerca de 400 hectáreas de café brasileño. 
Oswaldo Zambrano, presidente de la Asociación de Cafetaleros de Jama y presidente consultivo del café a nivel nacional, menciona que desde hace dos años la producción ha sido abundante.
En cuanto a los precios, asegura que el café mojado lo pagan a $ 12 mientras que el seco a $ 35. 
Narcisa Puertas, de 60 años, comenta que tiene dos hectáreas de café listas para cosechar. “Las matas están cargaditas, pero no hay quién compre”, señala. 
De acuerdo a datos de la página web de la Asociación Nacional de Exportadores de Café (Anecafe), el precio referencial del café cereza natural en el mercado nacional es de $ 17,26 y del cereza robusta $ 13,86.
 
MAG. El director provincial del Ministerio de Agricultura y Ganadería, Sandro Vera, explica que desde el 2013 se implementa el proyecto “Reactivación de la caficultura en el Ecuador”, cuyo objetivo es recuperar la caficultura.
El funcionario recuerda que los cafetales manabitas tenían más de 80 años produciendo, lo que incidía en la calidad del grano.
“Al tener un café envejecido significa que tenemos un fruto en malas condiciones, lo que ocasiona los bajos precios, perjudicando la producción”, refiere.
Dice que los casos de roya son muy pocos.
En Manabí se han renovado alrededor de 11 mil hectáreas de cafetales. El objetivo del proyecto es renovar 70 mil hectáreas hasta el 2030, indica Vera.
Según datos de la Asociación Nacional de Exportadores de Café, en el 2017 se exportaron 695.144 sacos de café de 60 kilos (entre el tipo arábigo, robusta e industrializado). Mientras que en el 2016 se exportaron 921.174 sacos.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala