Actualizado hace: 1 hora 3 minutos
Puebloviejo
Un hombre fue asesinado para poderle robar en Los Ríos

Jueves 26 Julio 2018 | 11:00

Un guardia, de 75 años, fue encontrado agonizando la mañana de ayer al interior de la hacienda de banano La Aurora, jurisdicción de la parroquia San Juan, del cantón Puebloviejo. Junto a la víctima, quien presentaba cortes en el cuello, espalda y en los dedos de la mano había gran cantidad de sangre. Al parecer las heridas fueron realizadas con machete.

Un mujer, de 63 años, que se identificó como Carmen A. informó a la Policía que a las 10h00 ingresó a la habitación de Segundo Gabino Guerrero Merino,  luego de haberlo visto forcejear  con un hombre que cubría su rostro con un pasamontañas.
Muerte. Al llegar a la habitación para confirmar qué sucedía se encontró que la víctima se desangraba, por lo que salió corriendo a pedir ayuda. 
En ese instante encontró a Luis V., dueño de la hacienda, quien a ver el estado de salud del guardia lo trasladó en su vehículo hasta el hospital Martín Icaza de Babahoyo.
El hacendado tenía la esperanza que los médicos le salven la vida, sin embargo, al ingresar al área de emergencia  le informaron del deceso del celador.
Las primeras investigaciones policiales apuntan que todo se trataría por un robo, ya que el fallecido, la noche del martes, recibió dos mil dólares de parte del propietario de la hacienda para que le cancele ayer miércoles por el trabajo a varios trabajadores.
Policías de Ventanas y Babahoyo, al conocer el crimen, iniciaron un operativo cerrando varios caminos vecinales para localizar al presunto al asesino, pero no se obtuvo resultados positivos. 
Familia. Personal de la Dinased trasladó el cadáver a la morgue de Babahoyo, donde permaneció hasta las 16h30 de ayer que llegaron sus familiares.
Su esposa Lucrecia Peñalosa, dijo que Segundo Guerrero Merino, era oriundo del sector Mulanleo de la parroquia Pilahuín del cantón Ambato provincia de Tungurahua.
La mujer recordó que su esposo estuvo de visita el fin de semana en Ambato y después se regresó para Los Ríos, porque no quería que lo multen en su trabajo.    
El fallecido a parte de laborar como guardia de seguridad, criaba gallinas y borregos, además siempre salía al centro de la parroquia San Juan a comprar alimentos para sus animales.  Los familiares recogieron las pertenencias de Guerrero y se marcharon a su tierra natal.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala