Actualizado hace: 25 minutos
Tema del día
La tecnología no logra enchufar a todos los “abue”

Estar conectado, descargar videos o hablar de megas son tareas que, en pleno siglo XXI, pudieran parecer “pan comido”...Estar conectado, descargar videos o hablar de megas son tareas que, en pleno siglo XXI, pudieran parecer “pan comido”...

Miércoles 25 Julio 2018 | 11:00

Claro,  “pan comido” para los jóvenes, quienes prácticamente toda su vida han estado subordinados a las exigencias de la tecnología, ya por compromisos escolares, ya por trabajo o ya sea sólo por navegar en un mundo lleno de infinitas posibilidades, pero no para quienes, en el otoño de sus vidas, se ven abocados a enfrentar tareas vertiginosas de las que ignoran de la A hasta la Z.

Wadía Lauando -de oficio poeta y escritor- tiene 78 años de vida. Pese a que está consciente de que la tecnología es muy útil, dice que no la usa porque ya está “pasado de moda”.
“La tecnología es lo que mueve al mundo contemporáneo; es necesarísima para muchas cosas, incluso para una emergencia. Tengo hijos en otros países, en Alemania, España, pero ellos se encargan de llamarme o comunicarse conmigo”, indicó Lauando.
Víctor Sánchez es profesor jubilado, tiene 74 años, pero se siente poco entusiasmado con la tecnología y sus avances.
“Sí tengo celular -no internet-, pero lo dejo en casa, donde mi esposa es la que lo maneja”, dice quien también es conocido como “El Pibe Sánchez”.
Asegura que es una persona que vive la realidad, de acuerdo a como es la vida.
“Uno no puede sustraerse a los avances de la modernidad; si antes se enseñaba con una pizarra y tiza, ahora todo se hace con proyectores y medios electrónicos, lo cual es bueno. Incluso he oído decir que los deberes se los manda ahora por internet”, comentó Sánchez, exjugador del equipo de Barcelona.
>la otra cara. Si bien la tendencia entre los jubilados está marcada por cierto “desinterés”, entre los adultos mayores activos la realidad es distinta.
Emil Guerrero Álava es doctor en Jurisprudencia y no se despega de su Samsung J7, pero lo hace por motivos profesionales.
“A nivel de la Función Judicial todo está sistematizado, así que estoy inmerso en él más por un asunto laboral”, indicó el jurisconsulto portovejense.
Consultado sobre si tenía cuenta de Facebook o Twitter, señaló que sí, pero no para enterarse de la vida ajena de nadie, sino también por cuestiones profesionales y porque es necesario estar “actualizado”.
En el mismo sentido, Carlos Irigoyen Vera, de 76 años de edad, asegura que usa el internet en casa porque le permite estar informado de la realidad actual y porque es aficionado a la historia desde joven.
“Antes, cuando tenía bien mis ojos, leía mucho, pero ahora solo enciendo la computadora y oigo lo que me interesa, desde documentales hasta videos de música vieja”.
También le gusta ver películas antiguas de Tyron Power, Gregory Peck o Anthony Queen, todo por internet.
>las estadísticas. De acuerdo con la encuesta Tecnologías de la Información y las Comunicaciones, realizada por el INEC en el 2016, el porcentaje de adultos mayores que tiene computadora en su hogar ha ido en aumento: en el 2012 fue del 4,2%, en el 2013 del 5%, en el 2014 del 5,1%, en el 2015 del 6% y, en el 2016, del 6,8%. De la misma forma, según esta medición, los porcentajes de adultos mayores que utilizaron un teléfono celular mostraron un incremento y se detallaron de esta manera: en el 2012 fue de 38,8%, en el 2013 44,4%, en el 2014 48%, en el 2015 51,3% y, el año pasado, 53,5%.
>desde la ciencia. A nivel médico, según el geriatra del Hospital del Seguro Social de Portoviejo, Carlos Zambrano, el uso de la tecnología presenta una dicotomía positiva y negativa.
“Es postivo porque les permite acceder a la información y estar informados con la realidad actual, pero es negativo porque los aísla, tanto del entorno social como familiar”, consideró el especialista, quien agregó que no está comprobado que la radiación del celular afecte al ser humano, así sea un adulto mayor, quien podría verse mayormente afectado por tener las defensas más bajas.
Dentro de esa institución existen talleres de computación a los que asisten cerca de 50 adultos mayores, tres veces a la semana, una hora diaria, en la mañana.
“Allí se les enseña a buscar información útil en Google; siempre demuestran mucho interés por conocer cosas nuevas”, manifestó.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala