Actualizado hace: 54 minutos
Portoviejo
Terreno clave en el centro, baldío

Los ciudadanos lo piden: En el terreno vacío del IESS, en las calles Pedro Gual, Chile y Alejo Lascano, se debe “construir algo”.

Martes 24 Julio 2018 | 12:34

Ese es el clamor de las fuentes consultadas por este medio. 

Stalin Farfán, quien transitaba en horas de la mañana cerca del lote, cree que las nuevas oficinas administrativas del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS), alquiladas en la avenida Universitaria y Rafael Jarre, están muy lejos para los ciudadanos. “Si no se hace otra sede se debe construir un local comercial en este terreno”, explica.
Debería volver (el IESS) o tener oficinas que les queden más cerca a las personas que vienen al centro y darle movimiento, sostiene Sara Martens, otra ciudadana que caminaba por el lugar. Para ella, la presencia de instituciones públicas en el centro comercial mejoraría las ventas de los locales que decidieron volver a la “zona cero”, área del centro comercial afectada por el terremoto de 7,8 grados en la escala de Richter del 16 de abril del 2016.
IESS. Todavía sin un horizonte claro, la construcción de las nuevas oficinas del IESS parece concentrarse en las exinstalaciones del Banco del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (Biess), en las calles Pedro Gual y Francisco Pacheco.
Sixto Macías, director provincial del IESS, comenta que el cabildo les recomendó construir su sede administrativa en ese lugar. 
Dice que no tienen aún las características del edificio que albergará a 300 funcionarios y recibirá diariamente a unos 500 usuarios.
Sobre el terreno vacío en la Pedro Gual, Macías indica que se planea construir un edificio de dos plantas, abajo funcionará una ventanilla de atención al cliente y arriba un centro geriátrico. 
Señala que aún no tienen las características del edificio, en eso están trabajando los ingenieros con el municipio.
Dos meses atrás, a través de un comunicado, el IESS señaló que su nuevo edificio estaría ubicado en la vía a Manta, en un terreno de 8 mil metros cuadrados, con un costo de 4 millones de dólares.
El IESS también intentó construir sus oficinas a un lado del hospital del Seguro, pero el municipio negó los permisos porque no se entregó al cabildo el análisis de movilidad y de cargas provocadas en el sector.
Los vecinos y empleados de la zona también criticaron en su momento la idea.
Municipio. Marlon Anchundia, director de Avalúo y Catastro del municipio de Portoviejo, asegura que no se ha presentado de manera formal un proyecto para el terreno de la Pedro Gual y Chile, pero explica que el IESS y las autoridades del cabildo están en conversaciones para construir oficinas en ese lugar.
“Nosotros estamos prestos a darle el trámite respectivo a los proyectos que ingresen para reactivar esa zona”, acota.
Aunque algunas instituciones no han concretado sus proyectos, resalta que existe el compromiso de la actual administración para que las oficinas de las entidades públicas vuelvan al centro comercial.
Movimientos. Después del 16 de abril del 2016, la sede administrativa del IESS colapsó por el terremoto. 
Funcionaron por más de un año en el paso lateral, cerca del Registro Civil, en tres locales alquilados por los que pagaban en conjunto 7.000 dólares. 
En su actual sede, cerca de la Universidad Técnica de Manabí, pagan 9.000 dólares. 
Macías explica que pese a pagar más, el cambio fue para mejorar el servicio que se brindaba en el paso lateral porque todos los servicios están integrados.  
Con el nuevo local han optimizado recursos en seguridad, según cuenta, porque hay dos guardias menos y cámaras que mantienen la edificación segura.
El asambleísta manabita Guillermo Celi no justifica que después de dos años del terremoto estos terrenos todavía estén vacíos. “Es lamentable que el centro de desarrollo comercial de la provincia de Manabí permanezca como un sitio desolado, vacío y triste”, lamenta el asambleísta.
Pese a las gestiones desarrolladas por las autoridades, Celi conmina tanto al municipio como al Gobierno Central a generar toda la actividad correspondiente para que esa zona se convierta otra vez en el centro de la actividad comercial.
Urbanismo.  Para el arquitecto Andrés Alcívar los terrenos vacíos que se generaron a raíz del terremoto es una “oportunidad para reivindicarnos”.
Ahora tenemos la oportunidad para darle vida a la ciudad, recorrer sus calles en un confort, usando dichos vacíos como áreas verdes y centros de integración para la ciudadanía.
Por ello, Alcívar propone un plan ordenado, donde la prioridad es el ser humano. 
“Las ciudades no tienen por qué ser congestionadas, la prioridad es la vida, no el motor mecánico de los automóviles”, comenta.
El arquitecto detalla que entre más vías y autopistas, mayor es el congestionamiento, ruido y estrés para las personas; situaciones que, a su criterio, ocurrían antes del terremoto y se mantienen ahora.
Recomienda más aceras y espacios para caminar, condiciones que pueden generar un comercio saludable y ordenado en los centros urbanos. 
Si bien un área del centro es parte de una regeneración, detalla que no  todo tiene que ser parques y áreas verdes, también hay que pensar que la ciudad tiene que ser de un movimiento multicolor, donde se genere gran actividad comercial.
Más información. 
Coordinación del Seguro Social
Campesino está en otra oficina
Sixto Macías, director provincial del IESS, asegura que las únicas dependencias que no funcionan en la dirección provincial, ubicada en la avenida Universitaria y Rafael Jarre, son las del Seguro Campesino, que siguen en un local alquilado en el paso lateral.
El funcionario espera que esas oficinas se integren a las demás cuando se cuente con un edificio propio.
Justifica que los cambios de sedes después del terremoto han sido para mejorar el servicio del IESS, aunque reconoce que en el trayecto generaron algún malestar en los ciudadanos que no estaban al tanto del cambio.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala