Actualizado hace: 25 minutos
Santo Domingo
Un millón en diez rifas

Tras 15 años de trabajos la construcción de la catedral El Buen Pastor está por concluir.

Domingo 22 Julio 2018 | 11:00

 Han sido 180 meses de edificación ininterrumpidos que iniciaron en febrero del 2013.

La construcción del templo se ha hecho por etapas y gracias a los recursos obtenidos en las diez rifas procatedral.
El obispo Bertram Wick decidió que la décima sería la última. “Después la gente se cansa”, señaló días después de conocerse la lista de ganadores de los últimos premios.
Según el padre Galo Robalino, vicario de la Diócesis de Santo Domingo y párroco de la parroquia El Buen Pastor, los diez sorteos permitieron recaudar un aproximado de un millón de dólares.
“Con los fondos del último sorteo (aproximadamente 117 mil dólares) se hizo un mantenimiento a la cubierta y se instaló iluminación externa a la segunda torre y a la torre trasera, las paredes que dan a la calle Panamá y se pudo instalar los vidrios de la segunda torre”, señaló.

Lo que falta. Robalino explica que la catedral se ha hecho con la ayuda de los feligreses y donaciones de la Iglesia católica alemana e italiana.
El obispo Wilson Moncayo fue el mentalizador. Él fue quien escogió el lugar (cooperativa Las Palmas) y el estilo del templo católico más grande de la provincia.
“Monseñor había visto la necesidad de una catedral más grande porque la que hay en el parque central nos había quedado muy pequeña”, detalla Robalino.
Calcula que la edificación bordea los dos millones de dólares. Tiene 4.000 metros cuadrados de construcción.
Durante 15 años la obra a estado a cargo del arquitecto Jaime Benavides. 
El templo tiene un estilo gótico, como el de la mayoría de las catedrales europeas, con dos torres de 40 metros de altura, cada una, en la fachada y una cúpula en el altar mayor. 
Tiene una capacidad para 1.500 personas. Los trabajos empezaron a inicios del 2003 y se han continuado durante 15 años ininterrumpidos.
Actualmente la estructura tiene un 95 por ciento de avance. Hacen falta arreglos mínimos, explica el párroco, por ejemplo, la parte interna de las torres no tienen acabados.
Además debajo de las mismas se planifica hacer nichos y una capilla de la resurrección.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala