Actualizado hace: 36 minutos
Cinco familias esperan una casa

En medio de paredes armadas con plástico y sábanas viejas les ha tocado soportar el calor del día y el frío de las noches durante tres meses.

Sábado 21 Julio 2018 | 05:00

Así viven cinco familias al final del reasentamiento El Guabito, en Portoviejo. 

Ellos llegaron a este lugar en busca de una casa nueva, pues se cansaron de vivir en un albergue luego de que el terremoto destruyera sus pertenencias.
Como todos los días, María Burgos se levantó de la cama y preparó el desayuno para su hijo de cinco años, quien después de comer empezó a jugar fútbol en la parte frontal de su “vivienda”.
Mientras el niño se divertía, su madre arreglaba la cama donde duerme con su esposo y sus dos hijos, pues no tienen otra y si la tuvieran, no hay espacio donde ubicarla.
“Aquí el frío de la noche es fuerte, a mi hijo le quiso dar bronconeumonía”, comentaba Burgos cuando el menor dejó a un lado la pelota y dijo: “quiero una casa nueva para mi mami, mi papi y mi hermana”. 
A un metro y medio de la casa de Burgos está la de Mónica Mera, quien se encontraba recogiendo las sábanas y toldos de las camas improvisadas que hacen en el suelo.
Explicó que en el lugar no tienen baños, las casas están hechas de palos y plásticos que con el clima se han ido deteriorando.
Desde una esquina de la casa, Mónica mencionó que han sido olvidados por las autoridades.
“Cuando salió el caso de la familia que vivía en Andrés de Vera, inmediatamente les dieron una casa y les dieron de todo, yo creo que eso no es justo, nosotros somos perjudicados por el terremoto y mire cómo estamos”, reflexionó.
La mujer, de contextura delgada, mencionó que solo piden una casa porque ese es su derecho.
Asegura que las autoridades deberían preocuparse más por ellos.
Uno de los casos más crítico es el de Angélica Alcívar, quien vive en este lugar con su hija que tiene un mes de nacida.
Ella también clamó por ayuda para mejorar su calidad de vida.
 
Reunión. En su última visita a Manabí, el ministro de Vivienda, Xavier Torres, dijo el caso de estas personas ya fue intervenido con ayuda a sus familiares.
“Lo que estamos viendo ahí es un abuso de querer exigirle al Estado”, afirmó Torres.
Desde la Gobernación de Manabí se indicó que hoy a las 10h00 habrá una reunión en el ECU-911 donde el COE provincial analizará el tema. Mientras tanto, estas familias siguen a la espera de que se les otorgue una vivienda.
 
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala