Actualizado hace: 6 horas 11 minutos
Editorial
Desafío histórico

El juicio de Odebrecht, donde las investigaciones y documentos de la Justicia de EE.UU. y de Brasil han sido primordiales, es asunto de niños comparando con otros robos que ya se conocen en la República.

Domingo 07 Enero 2018 | 04:00

La repotenciación de la Refinería de Esmeraldas se ha señalado costó 2.369 millones de dólares luego que la Sumitomo Chiyoda, que la construyó, habría ofrecido hacerlo por USD 187 millones. 
Tan grave como aquello es conocer que luego de la “repotenciación” se han producido 17 paras que acumulan 247 días, y que en marzo del 2018 deberá paralizarse por 30 a 45 días para una compostura indispensable que evite alguna tragedia mayor. Se habla de USD 400 millones en nuevos gastos.
Se ha gastado USD 1.528 millones en la inexistente Refinería del Pacífico, para, sobre todo, aplanar un extenso terreno. Se han invertido más de 507 millones en “estudios” en 22 contratos. 
Para esta “refinería”, también llamada de El Aromo, no solo buscaban inversionistas “por USD quince mil millones”, sino que han causado daños irreversibles a su riqueza ecológica. 
Alfredo Vergara establece que para convertir en tierra desértica esta zona idílica de Manabí, destruyeron “un bosque húmedo que solía dar abrigo a más de cien especies de animales nativos, a 40 clases de aves, a 152 tipos de flora y albergaba a una de las pocas fuentes de agua dulce con las que contaba la región”. (El Comercio, 26-agosto-2017, p. 9)
Con el grillete electrónico en su pierna, testimonio de este tiempo de infamias, Fernando Villavicencio, cansado de la inacción de la Fiscalía manejada por un exasesor de Rafael Correa, ha ido a la Asamblea Nacional para mirar si “algo hacen” con los documentos de un perjuicio de USD 2.400 millones en “mordidas” de varios dólares, durante 
ocho años, por cada barril de petróleo exportado.
El Universo, del lunes 11 de diciembre/2017, da cuenta, en base a su propia investigación, que en 13 contratos con empresas de China y Tailandia, para recibir créditos que ya se gastaron en el régimen de Correa, y que se garantizaron con 1.310 millones de barriles (pagaderos hasta el 2024), se suscribieron a precio estimado de 14 dls. por barril, cuando el promedio de la época era de USD 75 dls. la unidad. 
Por su parte, el propio gobierno de Lenín Moreno admite que en 640 proyectos cuyos contratos sumaban USD 2.138 millones, ya han consumido 3.975 millones (¡un incremento de USD 1.837 millones!), pero que todavía falta invertir 956 millones para concluir dichas obras. (El Comercio, 25-octubre-2017, págs. 1 y 2)
Podríamos dar decenas de otros ejemplos -con perjuicios de este calibre- pero el espacio no da para más. No es verdad que en Ecuador de la “revolución ciudadana” donde se pone el dedo salta pus, como mucha gente dice; acá no hace falta poner el dedo, aquí brota de manera espontánea. 
¡Hay que andar con cuidado para que no lo salpiquen o lo bañen! 
¡Estamos ante el desafío histórico de no dejarnos burlar! 
¡Los responsables del saqueo al país deben ir presos y el dinero debe ser recuperado!
 
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala

Más opiniones: