Actualizado hace: 3 minutos
Esto de ser periodista
Esto de ser periodista
Por: Childerico Cevallos
chcevallos@eldiario.ec

Domingo 07 Enero 2018 | 04:00

Vale tomar la oportunidad de haberse celebrado el Día del Periodismo de Ecuador para, en momentos en que América y el mundo están pasando por un proceso de cambios sociales, llamar a la reflexión a quienes hacemos periodismo en el país a estar atentos a las incidencias que se presenten, porque las mismas tendrán las repercusiones que los pueblos de las respectivas naciones lo permitan.

Sugiero meditar profundamente el papel a desempeñar ante las constantes y duras arremetidas que están soportando las libertades generales y particulares, entre ellas las de prensa, la de información y la de opinión. 
Sin intentar unidireccionar el pensamiento de nadie, llamo a un acto de contrición sobre la posición que debemos tomar quienes ejercemos el apasionado y cada vez más arriesgado ejercicio del periodismo.
Invito a ratificar nuestro deber de ser los agentes investigadores de la verdad, los divulgadores de la corrupción, los escudriñadores de los desaciertos y los informantes de los aciertos. No bajar las lanzas con las que se combate la injusticias y cuidarse de no volverse vocero de la intolerancia, porque sería entregarse al autoritarismo y el despotismo.
Que la libertad de uno termina donde comienza la de otro, suele decirse en relación al respeto a los derechos de nuestros semejantes. Con aquello coincidimos muchos; sin  embargo, no es fácil de entender para todos, menos cuando ese respeto esté regulado por leyes que suelen variar en cuanto a la apreciación que de la libertad a opinar, a expresar o de prensa se tenga en el país dónde se intente ejercer esos derechos.
La legislatura, por los intereses políticos o ideológicos, suele variar.
Entonces se complica el entendimiento, porque religiones, creencias, costumbres, incluidos defectos, pasiones, ideologías y sectarismos, son factores que hacen diferentes las posiciones, dividiendo al mundo en ambiciones.
El periodismo no tiene gobierno ni administrador, más que su pensamiento, libre y solidario con la justicia, las leyes, la caridad, la honradez, la realidad y la razón;  manejándose con la humildad y la responsabilidad como sus principales motivaciones.
Hay que recordar que el periodismo no es una profesión para hacer privilegiados ni recibir privilegios; que el periodista no es fiscal para acusar ni juez para sentenciar; tampoco carcelario para enclaustrar honras y mucho menos verdugo para ejecutar dignidades.
Que el periodista no está para enderezar entuertos pero si para tratar de evitar que los haya; tampoco para amasar riquezas personales mas que aquellas que nos brindan las grandes satisfacciones que generan el cumplimiento del deber. Y saber que por nuestra acción otros cumplen con los suyos. Que el periodista está para servir a través de sus profesión, no para servirse de ella; menos aún para aprovecharse de sus medios para ejercer poder sobre la comunidad en búsqueda de notoriedad y réditos personales.
Cuidar de criticar la paja en el ojo ajeno cuando se tiene una en el propio.
En fin, que periodismo es la entrega al servicio de la verdad  por una mejor humanidad.
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala

Recomendadas para ti:

Más opiniones: