Actualizado hace: 57 minutos
Brasil
Gremio tiene dos Dolores de cabeza

Gremio, campeón de América, tiene problemas por dos jugadores ecuatorianos que en lugar de sumar llegaron a restar.

Domingo 07 Enero 2018 | 04:00

Se trata de Michael Arroyo, quien hace algunas semanas no aparece ni entre los suplentes. 

El guayaquileño, de 30 años, no goza del visto bueno del técnico Renato Gaúcho, quien ha dicho que Arroyo no está en condiciones físicas para jugar y no se encuentra a la altura de lo que él busca en sus futbolistas.
El otro problema para el equipo brasileño se llama Miller Bolaños, quien en la actualidad juega en el Tijuana de México.
Según la prensa brasileña, este club le adeuda 350 mil dólares a Gremio por el préstamo de Bolaños.
Ellos necesitan cobrar este dinero, ya que por ningún concepto quieren de vuelta a Bolaños debido a sus actos de indisciplina y esperan que el club mexicano ejecute la cláusula de compra que hay en el contrato de préstamo.
 
Compra. “Vamos a buscar los ámbitos necesarios para cobrar el dinero, no vamos a buscar la rescisión del contrato por el préstamo”, dijo Romildo Bolzan, presidente de Gremio en declaraciones a Globoesporte.
De acuerdo al portal, el retorno del tricolor es imposible debido a que no salió del club de la mejor forma.
Asimismo se manifiesta que en el contrato hay una cláusula que obliga a Tijuana a comprar los derechos deportivos de Bolaños por 5 millones de dólares una vez que el delantero haya cumplido con 20 partidos.
 
Actitud. “Sobre Miller Bolaños ya he hablado de su problema. Es la cabeza. Quien tiene que dar una respuesta es él mismo. Tiene un problema psicológico y cuando él esté bien de la cabeza y quiera ayudar al equipo, estará a disposición”, dijo el entrenador en una entrevista a medios brasileños en septiembre del año pasado.
Gaúcho no se guardó nada y fue más allá. “No voy a estar todo el día acariciando su cabeza, dándole biberón o cepillándole los dientes. Yo puedo recuperar a cualquier jugador, siempre y cuando él quiera. Entonces, vamos a respetar los problemas particulares de Bolaños”, agregó el estratega.
 
Situación.  La experiencia de Gremio con jugadores ecuatorianos no ha ido nada bien, ya que Arroyo es otra “piedra en el zapato”, la cual los brasileños buscan sacarse.
El volante es pretendido por Barcelona de Guayaquil para la temporada 2018, pero todo está en conversaciones.
Arroyo ya jugó para el ídolo en el 2012  y se coronó campeón al mando del director técnico Gustavo Costas. El atacante tiene contrato hasta diciembre del 2019 con Gremio. 
La continuidad del ecuatoriano en el club campeón de la Copa Libertadores 2017 genera otro inconveniente debido al elevado salario del futbolista que llegó procedente del América de México. 
“El salario asusta y hasta ahora ninguna negociación tiene un avance significativo para concluir la salida del futbolista”, señala el columnista Eduardo Gabardo, del diario Zero Hero de Porto Alegre.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala