Actualizado hace: 4 horas 26 minutos
Babahoyo
Su marido la apuñaló

Gabriela pasa sus días acostada bocabajo en una cama y, cada vez que intenta moverse, siente un profundo dolor en la espalda.

Sábado 06 Enero 2018 | 11:00

Mientras se acomoda cuenta que está viva de milagro, pues su conviviente la hirió con dos puñaladas la madrugada del 31 de diciembre en el recinto Los Ángeles, de la parroquia Unión de Clementina.

La víctima, de 25 años, no para de recordar el mal rato que le tocó pasar al lado del hombre que le juró amor eterno hace un año.
Con su cuerpo adolorido comentó que la agresión, que por poco le cuesta la vida, ocurrió después de haber salido de una discoteca donde estuvo con su pareja disfrutando de su primer aniversario juntos.
Relató que la noche del sábado 30 de diciembre salió a bailar con Ángel A., de 26 años, con quien se tomó tres cervezas. Al llegar a casa empezó  la discusión y los golpes. 
Ante las agresiones, ella lo  amenazó con terminar la relación si la seguía golpeando. Al parecer, eso molestó más al tipo, quien la agredió con un cuchillo que encontró en la cocina.
Gabriela C. recuerda que sintió dos golpes en la espalda que la lanzaron al piso, pero jamás pensó que su conviviente la había herido con un arma blanca, hasta que de su cuerpo empezó a salirle sangre.
La mujer, quien es madre de una niña de tres meses, vivió momentos de terror, porque sintió que no podía levantarse. Una vecina que la halló desangrándose llamó a una ambulancia. 
> HERIDA. Los médicos que atendieron su caso constataron que la víctima presentaba dos heridas de 15 y 18 centímetros de profundidad, pero no hubo órganos internos afectados. Luego de curar y suturar las lesiones, Gabriela permaneció bajo vigilancia médica hasta la mañana del miércoles que le dieron de alta.
Una vez que abandonó la casa de salud  se dirigió a la Fiscalía de Babahoyo, donde colocó la denuncia en contra de su conviviente,  quien al momento se encuentra en libertad en una zona rural del cantón Montalvo, agregó la afectada.
Sus familiares relataron que el sospechoso de la agresión y que fue detenido en delito flagrante por la Policía en la vivienda donde ocurrió el hecho, pero salió en libertad, a las 17h00, del 31 de diciembre porque no había denuncia en su contra.  
La perjudicada que en las noches no puede dormir con tranquilidad señala que necesita ayuda psicológica por el trauma que vivió aquella noche del presunto intento de femicidio. 
Espera que la Policía logre atrapar al responsable de sus heridas.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala