Actualizado hace: 5 minutos
Babahoyo
“Ella presentía su muerte”

La pequeña habitación que tenía Johanna Alvarado Vera, de 29 años, luce llena de recuerdos.

Jueves 04 Enero 2018 | 11:00

Es lo que manifiesta Mery Vera, madre de la Johanna, quien fue asesinada presuntamente por su novio el pasado 31 de diciembre.

El departamento donde residía la mujer junto a sus tres hijos está situado en las calles Olmedo y tercer callejón. Allí, varios  familiares  se reunieron ayer y recordaron los últimos momentos que pasaron junto a ella, horas antes del crimen.
Todo estaba intacto, su familia había preferido no tocar nada ni limpiar la sangre que quedó derramada en el piso de la habitación donde se registró el femicidio.
Consternada por lo sucedido, Mery  dijo que limpiará la sangre cuando se cumplan los nueve días del asesinato, pues teme que si lo hace antes, pueda ocurrir otra desgracia. Son creencias de la familia que prefiere respetar.
La mujer dijo que desde el día del suceso está sin apetito y que no ha podido dormir con tranquilidad solo de pensar que su hija perdió la vida de una manera cruel y violenta.
> HIJOS.  Además de la pérdida de Johanna, siente una profunda tristeza por sus tres nietos de ocho, cinco y tres años que quedaron huérfanos de madre. 
“Siento que mi vida se derrumba cuando ellos, en medio de su inocencia, me preguntan por ella y los dos más pequeños dicen que su madre se encuentra internada en el hospital”, señaló Mery con los ojos llenos de lágrimas.
> PRESENTIMIENTO.   Otro familiar de la víctima comentó que el 31 de diciembre Johanna preparó un aguado de pollo y le dio a comer a todos en la casa. 
Ella estaba feliz, porque iba a despedir el año viejo en compañía de sus hermanos, quienes estaban consumiendo licor desde tempranas horas.
“Ella dijo también que quería comer chancho hornado, por  si acaso se muera. Todos tomábamos a broma sus palabras, pero ahora que ha fallecido creemos que quizás presentía su fallecimiento”, explicó su progenitora.
Los allegados de Johanna explicaron que no conocían a su novio Wilson O., ya que no lo había presentado, a pesar de que ya tenían cerca de tres meses de relación amorosa.
Relataron que ella en ocasiones se iba a dormir a la casa de él, después que dejaba dormidos a sus hijos.
El día de la tragedia, el presunto femicida llegó a la casa de la víctima de sospresa, indicaron sus allegados.
Según la familia, el sujeto,  quien ya está detenido, entraba y salía de la casa a cada rato y se enojó, cuando el padre del último hijo de la difunta llegó a visitar a su pequeño. En ese momento, Wilson O. habría llevado a Johanna a la habitación donde la asesinó con 20 cortes de arma blanca.
La Policía informó que el hombre permanece detenido con prisión preventiva de 90 días.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala