Actualizado hace: 20 minutos
La muerte de Manuel Laz no se denunció por falta de dinero

El 4 de octubre del 2017 el cuerpo de Manuel Laz Carrillo apareció sin vida cerca al cementerio de la parroquia Picoazá de Portoviejo.

Lunes 01 Enero 2018 | 11:00

Iba en motocicleta y por algún motivo se volcó. La muerte tomó por sorpresa a todos sus allegados.

Él en esos días se encontraba trabajando en Ambato, y arribó de forma imprevista. 
Manuel Laz Carrillo, de 25 años de edad, era comerciante informal y con frecuencia viajaba con mercadería.
 
Arribo. Valentina, una de las hermanas de Manuel, recordó que él llegó de forma inesperada a la ciudadela a eso de las 03h00 y desayunó con la familia.
Le dijo que no olvidara pagarle a su papá, ya que le prestaba una tarjeta para acceder a mercadería y noquería que por “falta de pago esté nombrándolo”.
“Cuando venía me llamaba para que le deje la puerta ajustada o le deje comida, pero ese día no me dijo nada. Llegó de sorpresa”, sostuvo.
 
Único. Manuel Fernando Laz aprovechó el arribo para visitar a su hijo de seis años, ya que estaba separado de su cónyuge y no lo veía con frecuencia. 
Pasó varias horas con su pequeño paseando y comprando.
Alrededor de las 18h00 retornó para la merienda, pero como no la encontró entonces se retiró, dijo la hermana.
 
Arribo. A las 23h15 nuevamente volvió y andaba acompañado por un amigo y por un primo. Agarró la motocicleta que se encontraba estacionada en la sala de la casa y salió con rumbo incierto.  
Los acompañantes dijeron en su momento que Manuel fue a comprar currincho en las cercanías del cementerio. También se rumoró que se quedaron bebiendo en el parque y que cerca de la medianoche fueron expulsados por la Policía.
“Uno de los acompañantes nos dijo que Manuel no dio con el lugar para comprar el licor”, expresó Valentina.
 
Golpe. Cerca de las 00h30 la familia se enteró que Manuel sufrió un accidente de tránsito cuando se dirigía a su casa.
Los motivos del percance no quedaron claros. 
Se rumoró que al pasar por el cementerio de Picoazá le lanzaron un objeto y que un hombre de negro comenzó a seguirlo. 
“También nos dijeron que desde un patrullero le dijeron que se ponga el casco, “pero eso no se pudo confirmar”, expresó la hermana.
Valentina Laz aseveró que la muerte de su hermano no fue denunciada por la falta de recursos económicos.
Esperan que algún momento se establezcan responsabilidades, con una investigación de la Fiscalía.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala