Actualizado hace: 44 minutos
Editorial El Diario
Hay que desechar errores del año que culmina hoy

Un llamado a la unión, no con una convocatoria a la separación”

Sábado 30 Diciembre 2017 | 04:00

 Si bien el 2017 culmina con serios impedimentos para el establecimiento de una fácil gobernanza en el país, se anhela que la capacidad de nuestros nuevos funcionarios y representantes puedan limar esas aristas preñadas de problemas, evitando que se reproduzcan.

Porque para eso fue que el pueblo ecuatoriano los eligió, creyéndose que responderán con la sapiencia que la situación general demanda aplicar, especialmente ahora que no se cuenta con el privilegio del alto precio del barril del petróleo, que le permitió al gobierno pasado distinguirse por sus obras físicas.
Y un anhelo ferviente es el que honre a la libertad de expresión, borrando esa ley restrictiva y sancionadora, persecutoria de los medios de comunicación privados no afines a la política presidencial.
También la desaparición completa del estado manipulador con sello de “el poder en mi convicción”, con manejo absoluto para lograr cambios constitucionales cuando lo requerieran los intereses de la “revolución ciudadana”.
Por tanto, la fecha sería propicia para hacer una separación de sentimientos, trocando la soberbia con humildad, cambiando el discurso beligerante con el de la convergencia; con un llamado a la unión, no con una convocatoria a la separación.
Aceptar los gobiernos – nacional, provinciales y  cantonales -que también se equivoca ni son infalibles. No insistir en los mismos errores debe ser la consigna para evitar confrontaciones y decepciones, dando paso a la cordialidad y al tan requerido entendimiento.
 
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala

Más opiniones: