Actualizado hace: 8 minutos
Otavalo.
Dan a conocer su turismo y cultura

A través de un emprendimiento, una familia kichwa fomenta su cosmovisión ancestral, la gastronomía y más.

Sábado 30 Diciembre 2017 | 04:00

 A pocos metros de la cascada de Peguche (Otavalo) se encuentra asentado un grupo familiar de comuneros del sector. Ellos se dedican a impulsar el turismo por medio de emprendimientos ancestrales, como la gastronomía y la artesanía. 

Lo hacen en el centro cultural Amahuañuy, donde es posible conocer el túnel museo y el temazcal o la casa de sanación.
En lo que respecta a la gastronomía, se pueden encontrar diferentes platos de comidas ancestrales, que se preparan en cocinas de leña y ollas de barro. 
“Nosotros tratamos de mantener nuestra cultura. En las comidas utilizamos aliños naturales como las plantas y las hierbas. Lo que ofrecemos son platos típicos como el yahuarlocro, el caldo de patas, las truchas, la fritada con choclo, las habas y el melloco, que tienen un costo de 3 dólares”, comenta Hilda Males a diario La Hora.
 
Artesanías. Antonieta Lema, quien se dedica a las artesanías elaboradas a mano, menciona que esta es una forma de emprendimiento en la cual trabaja con su familia. 
Manifiesta que junto a su madre aprendió a realizar productos como atrapasueños, muñecos de kichwas en miniatura y llaveros que se los comercializa en este lugar.
“Estos son recuerdos que los turistas compran para llevarles a sus familiares y que tienen impresos nuestra huella cultural. Los precios dependen del tamaño, tenemos desde 1,50 hasta de 8 dólares”, señala Lema.
 
Sanación. Sobre el temazcal o casa de sanación, su administrador indica que se trata de curaciones que se hacen con piedras volcánicas en  una pequeña construcción en forma redonda que está ubicada muy cerca del riachuelo que baja de la propia cascada. Dentro de esta, en el centro, están las piedras volcánicas y en su alrededor asientos para los pacientes. 
La terapia se hace a través de diferentes plantas medicinales que se cultivan en ese mismo sitio. Luego de haber entrado al temazcal, la persona recibe recomendaciones y se le obsequia funditas de estas plantas para el tratamiento de sus enfermedades.
Chiri Lema, administrador de este centro cultural, explica que este proyecto se inició hace aproximadamente 30 años y que toda la familia participó en mingas para construir este paraje, donde el turista nacional y extranjero puede conocer más sobre estos lugares ancestrales. 
En el túnel museo existe una leyenda que habla sobre los taitas que llegaban a curarse de sus males, dentro del cual se encuentra actualmente un pequeño templo.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala