Actualizado hace: 30 minutos
Quevedo
Quemados se recuperan

"¿Por qué le ocurrió eso a mis hijos y no a mí?”, decía llorando Hilda Morán la mañana de ayer, mientras permanecía en su vivienda.

Viernes 29 Diciembre 2017 | 11:00

 Familiares de la mujer trataban de calmar el dolor que sentía ante la tragedia que tocó la puerta de su hogar.

Un incendio y la explosión de un tanque de gas dejó a ocho miembros de la familia Morán heridos, además de daños materiales y estructurales en el inmueble ubicado en la parroquia San Carlos. El siniestro ocurrió la mañana del miércoles, mientras los perjudicados dormían, a las 07h00.
Una allegado a la familia se percató del hecho y los alertó sobre el incendio.
Los gendarmes Washington Morán y su esposa, Geovanna Tapia, fueron trasladados al hospital de la Policía, en Guayaquil, donde se encuentran estables, pero bajo observación médica. Mientras que Rusbel Morán y  Bertha Morán permanecen en el hospital Luis Vernaza, también en la ciudad porteña.
Los otros cuatro heridos, entre ellos dos menores, hijos de los policías, por resultar con lesiones leves fueron dados de alta. 
Leonor Morán, hermana y tía de los afectados, dijo que aún no entienden la causa del incendio, aseguró que el tanque de gas que explotó no estaba en uso y permanecía en un área ventilada. 
Precisó que hasta la mañana de ayer no habían recibido ayuda de parte de instituciones del gobierno. Indicó que lo que más les urge es la reconstrucción de la vivienda afectada, donde se dañaron más de cuatro paredes y varios enseres.  
No había explosivos. Otros pariente de los Morán aseguró que no habían juegos pirotécnicos dentro de la vivienda como lo informó el bombero, Junior Gavilánez, quien acudió al lugar para controlar el flagelo. 
José Martínez, comandante del Cuerpo de Bomberos, señaló que la ayuda fue inmediata y que además de elementos de San Carlos acudieron también los de Quevedo.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala