Actualizado hace: 8 minutos
El monstruo está cerca

Según los especialistas, aún no está claro cuál es el perfil de los abusadores sexuales de niños, pero hay indicios.

Jueves 28 Diciembre 2017 | 11:00

En el año 2011, en Manta, un hombre fue sentenciado a 23 años de cárcel por abusar de sus sobrinas de 8 y 6 años.

El individuo les mostraba películas pornográficas mientras las niñas quedaban a su cuidado. La madre y su hermana salían todos los días a trabajar.
Sin embargo, una de las niñas le contó a su madre lo que pasaba y el hombre fue llevado a juicio porque fue denunciado en la Fiscalía.
El abusador fue sentenciado y el caso no quedó en la impunidad, pero no siempre es así.
El pasado octubre salió a la luz que tres niños habían sido abusados en un colegio de Guayaquil.
Los niños relatan historias desgarradoras. “Un grupo de docentes les hacía cosas terribles”, explicó Hernán Ulloa, el abogado de cuatro de las diez familias de niños de 7 y 8 años que han denunciado abusos sexuales en el colegio Réplica Aguirre Abad.
“Los metían al baño y los amarraban. Les hacían beber orina. Les tomaban fotos de sus partes íntimas”, reveló.
Las autoridades detuvieron a tres profesores, y después de eso decenas de denuncias fueron apareciendo.
Se detectó que muchas  quejas de violaciones y abusos sexuales a niños habían sido denunciadas años atrás en el sistema educativo del país, pero esas denuncias quedaban en el aire.
El presidente de la Asamblea Nacional, José Serrano, presentó denuncias sobre 800 abusos sexuales que habían sido archivados en un proceso administrativo en diversos  planteles escolares del país. Cientos de casos están actualmente a la espera de una sanción. 
Serrano también pidió a la Fiscalía que investigue a las autoridades educativas que no hicieron nada para lograr que se castigue los abusos sexuales a los niños.
Y es que pueden estar en el salón de clases o en el mismo hogar de las víctimas. Están cerca y en cualquier momento pueden atacar. Son los abusadores sexuales de niños, gente que parece normal e inofensiva, pero es capaz de hacer mucho daño.
 
Opinión. El psiquiatra Francisco Paredes, quien labora en Manta,  dijo que determinar el perfil de un abusador infantil es algo que aún no se ha hecho.
Indicó que hay perfiles de los antisociales, asesinos en serie y otro tipo de criminales, pero en el caso de los abusadores infantiles es complicado, porque provienen de varias aristas.
“No es fácil detectarlos; ellos tienen un trastorno de personalidad antisocial que pudo haberse desarrollado de una asociación de patologías y que deriva en este tipo de trastornos”, señaló.
Es posible que el abusador haya sido abusado cuando fue niño, o fue un niño cruel con los animales, o le gustaba jugar con fuego o tal vez fue abandonado por sus padres.
Estos factores y otros pueden contribuir a que sean un terreno fértil para convertirse en abusadores.
La investigación sobre el perfil de un abusador infantil es aún un campo limitado, comentó Paredes, al tiempo que recomendó a los padres siempre estar alertas.
Paredes señaló que le parece bien la campaña que actualmente está desarrollando el Gobierno para ayudar a los niños a que sepan qué hacer cuando alguien intenta abusar de ellos.
Indicó que las entidades deben ser más acuciosas al escoger el personal que va a laborar a ellos. Deben ser sometidos a una serie de exámenes para tener la certeza de que no son personas que tienen un trastorno de personalidad.
También pidió a la gente que no calle y denuncie.
“Hay muchos casos de personas que no denuncian el abuso cuando es cometido por un familiar o pariente”, señaló.
 
Indicios.  La mayoría de los abusadores sexuales no son personas ajenas al entorno del niño o adolescente, por el contrario, suelen estar cerca del entorno familiar y escolar. 
En el portal Era Tabú, el Dr. Fernando Maestre da algunas pautas de cómo es el abusador sexual infantil.   
Muchas veces se cree que son los extraños o personas que no están en medio de nosotros quienes tienen el potencial de hacerles daño a nuestros hijos, pero lo cierto es que las personas del entorno cercano del niño y adolescente son las más proclives a cometer algún tipo de abuso sexual.
Si bien es cierto que el deseo por menores y el tener relaciones sexuales con niños y adolescentes son actitudes que forman parte de un trastorno psicológico, hay que mencionar que el abusador es totalmente responsable de sus actos, pues utiliza su relación de confianza con el menor para poder tener este tipo de relaciones y desenvolverse en su enfermedad.  
La mayoría de los abusadores confunden sus sentimientos y su percepción es oscurecida de tal forma, que ya no alcanzan a ver las reacciones de ansiedad, temor o dolor que el menor sufre por el abuso sexual. Incluso, algunos llegan a pensar que la víctima disfruta dicha agresión. 
 
Tipos.  Según Maestre, se puede decir que existen dos tipos de abusadores: el abusador situacional, aquel que aprovecha las oportunidades que se le presentan, y el abusador preferencial, aquel que busca a su víctima de acuerdo a su gusto. 
El primer tipo de abusador parece ser más común y tiene menor número de víctimas. Dentro de las características del abusador situacional está que tiene una relación amorosa (casado, enamorado o conviviente). Suele abusar de sus propios hijos o de los niños de su actual pareja. Además, es un oportunista que toma ventaja de las situaciones y utiliza a los niños como blanco de sus ataques pues están más a la mano. Finalmente, por lo general, fueron abusados de pequeños.
Por otro lado, el abusador preferencial está más relacionado con la pedofilia, pues el abusador solo abusa y disfruta de victimizar a menores. Por lo general, es una persona bien preparada y suele tener varias víctimas en su haber. 
Finalmente, el abusador infantil está siempre atento a su siguiente víctima. Está pendiente de cada mirada, reacción o sonrisa del niño y adolescente, esperando la señal de confianza que le permita aproximarse sin levantar suspicacias. Los menores más vulnerables son aquellos que tienen mala relación con sus padres y no se sienten queridos. 
 
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala