Actualizado hace: 10 horas 1 minuto
Santo Domingo
Los más sacrificados

En sus últimos 27 años Miguel Cabezas no recuerda uno en que haya descansado en diciembre.

Miércoles 27 Diciembre 2017 | 11:00

 Él es chef y afirma que en estas fechas es imposible darse el lujo de viajar o tomarse vacaciones. 

“Muchos dirán que no somos humanos, pero lo que siempre recordamos es esto: en feriados y estas épocas todos tienen dinero, pero nadie quiere cocinar, entonces allí ganamos nosotros, porque esta es una profesión. La gente gasta y el 6 de enero ya no tiene plata, en cambio nosotros el 6 salimos a vacaciones y con dinero”, dice Cabezas, quien es director de la Escuela para Chefs D’ Cabe y también director provincial de la Asociación de Chefs del Ecuador.
Dice que desde inicios de mes los clientes les llaman para preparar un pollo, pavo o pierna de chancho o un lechón y degustarlo en los días festivos y para despedir el año.
“Para nosotros es fascinante, es lo que más nos gusta, si todos los días pudiéramos estar a ese ritmo el mundo fuera otro, eso es lo que hace la gastronomía, nos abre las puertas, para que conozcan quién realmente es el profesional”, agrega el cocinero. 
El experto dice que hay alternativas para que la gente cambie el menú tradicional -pavo o pollo horneado-, “se puede hacer hasta sándwiches con cerdo”. 
“En un pavo cambiamos sabores, por ejemplo: en vez de poner vinagre ponemos jugo de naranja o de piña, de arasá, sabores diferentes para esta temporada, también lo hacemos relleno o deshuesado”, precisa.
La agenda está copada, desde mediados de diciembre. Cabezas recomienda ser cuidadosos en las cenas de fin de año, “las personas en vez de disfrutar terminan en las clínicas con enfermedades gastrointestinales, porque los pavos o pollos, los ponen a descongelar  al ambiente”, puntualiza.
En fin, menciona que en diciembre no hay horario para ellos. 
 
Su pasión y sacrificio. Para Alejandro Zavala la vida de un chef es caóticamente hermosa.
El manabita de 30 años, radicado en Santo Domingo, donde tiene una empresa de servicio de alimentación institucional o colectiva (cáterin), encontró su amor por la profesión hace 15 años, cuando hizo sus prácticas en el Grand Hotel Santo Domingo.
“Me di cuenta que la cocina es algo que me apasiona, porque demanda adrenalina, constancia, perfección, que se llega a lograr con los años”, refirió.
En estas fechas sostiene que es muy difícil tener descanso, “son las épocas más productivas y no da tiempo a casi nada, ni a sentarse”.
Sin embargo no se queja, dice que esta profesión le ha dado mucha satisfacción, “he aprendido que la constancia y la humildad es el camino al éxito, ser chef significa sacrificio”.
Zavala menciona que la comida que mejor prepara son los mariscos, aprendió cuando trabajó en un hotel de Manta.
 
Empezó lavando platos.  En los últimos días Jorge Pérez López sólo duerme dos o tres horas. Es paradójico, pasa preparando comida, “pero uno nunca anda bien comido”, manifiesta.
Pérez, de 36 años, oriundo de Ambato y santodomingueño de corazón, da servicio de cáterin a instituciones públicas y privadas y también cuenta con el salón de eventos “View”, en el cerro Bombolí (ubicado junto al restaurante del mismo nombre).
Pérez lleva 20 años consintiendo el paladar de los comensales. Empezó lavando platos en un restaurante, “fue ahí cuando encontré que esta era mi vocación, organizar, atender a la gente, que salga satisfecha”.
Entonces estudió Ingeniería Hotelera, fue profesor en el Kitchen School, en la rama de gastronomía, tiene una certificación en manipulación de alimentos. 
“Decidí ser chef porque me gusta comer bien, atenderme bien. Para tratar de hacer un aporte a la sociedad primero se debe empezar por uno mismo”, cuenta. 
Señala que con esta profesión ha mantenido su hogar, tres hijos y una esposa, que económicamente está bien, pero es un sacrificio.
El pago más grande es cuando alguien le dice que el plato estuvo bien, muy delicioso.  
Expresa que hay tres ingrendientes que no faltan en ninguno de sus platos: amor, sacrificio y constancia.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala