Actualizado hace: 5 horas 34 minutos
TEMA
Luis quiere ganar

Luis Chiricano Delgado, de 63 años, fue diagnosticado con cáncer hace tres meses.

Miércoles 27 Diciembre 2017 | 11:00

Desde hace tres meses, Luis Chiricano (63) ya no juega al fútbol porque le diagnosticaron cáncer. 
La noticia cambió su vida y la de su familia. De hecho, se mudó al barrio San Pedro, a la casa de su madre, quien tiene 87 años y lo cuida. Ella trata de tenerle la comida caliente, arreglada su ropa, y también está pendiente de que se tome sus medicamentos. 
Desde que Luis se separó de su esposa vivía en el barrio Urbirríos con sus hijos, pero entre todos creyeron que lo mejor era que viviera con la madre. 
Él se ha hecho tres quimioterapias y cuenta que son dolorosas, pero sus ganas de hacerle un gol a esta enfermedad no lo dejan retroceder.  
Una de sus motivaciones para seguir con el tratamiento es volver a estar en una cancha de fútbol. Así como cuando tenía 12 años y caminó desde el centro de Manta, con su cajón de lustrabotas al hombro, hasta lo que hoy es el estadio Jocay. Allí lo esperaba un entrenador de fútbol que lo había visto jugar en un campeonato barrial.  Es que Luis tenía cualidades, y pronto se fue a vivir a Ambato para jugar en el Macará. Sin embargo, la falta de recursos económicos hizo que tome la decisión de abandonar su sueño. Por esos tiempos, ellos no recibían un sueldo para poder mantenerse y dedicarse al equipo, dice. 
Aduce que, si el manejo de los equipos de fútbol en esos tiempos hubiese sido como ahora, seguramente su suerte fuera distinta. Los años pasaron y Luis enterró su sueño de ser un futbolista profesional entre la mezcla de concreto que hacía todos los días: se dedicó a la albañilería. Él suplió su anhelo jugando campeonatos barriales que le dejaron grandes y muchas amistades que no lo han dejado solo. Pero no es suficiente. 
Afrontar esta enfermedad sin poder trabajar, sin generar recursos, es una preocupación más que no lo deja dormir y enfocarse en su recuperación. Él viaja tres veces por semana hasta Portoviejo, y cada día gasta 20 dólares que no tiene.  
 
> La enfermedad. Luis recuerda que cada vez que jugaba fútbol, desde hace un par de años, sentía un pequeño dolor en el estómago al que no le tomó importancia. Pero, debido a que era recurrente, se lo contó a una hermana y ella le sugirió ir al médico. 
Allí le realizaron una endoscopía, cuyos resultados se los dieron el 12 de septiembre. Luis pensaba que el médico le iba a diagnosticar gastritis, pero le dijo que tenía cáncer en el estómago. Todos se quedaron en silencio mientras a Luis le rodaban un par de lágrimas. Enseguida se tuvo que recuperar de la noticia y enfrentar su realidad. 
Hace dos semanas en el barrio le hicieron un bingo para recoger fondos y hay otro planificado con el mismo objetivo. 
Sin embargo, Luis Chiricano apela a sus conocidos para poder cubrir los gastos de movilización.
El Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INEC), en una encuesta realizada en el año 2011, refleja que, de quienes padecen esta enfermedad en el aparato digestivo, el 29,9 por ciento corresponde a los hombres, mientras que en las mujeres solo se presenta en un 9,6 por ciento.  
 
> LA ALIMENTACIÓN. Un riesgo aumentado de cáncer de estómago se ha visto en personas que llevan una alimentación que contiene grandes cantidades de alimentos ahumados, pescado y carne salada y vegetales conservados en vinagre. Los nitritos y nitratos son sustancias que se encuentran comúnmente en las carnes curadas. Ciertas bacterias, como la Helicobacter pylori, pueden convertir a los nitritos y nitratos en compuestos que han demostrado que causan cáncer de estómago en animales.
Por otra parte, consumir muchas frutas, verduras y vegetales frescos parece reducir el riesgo de cáncer de estómago.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala