Actualizado hace: 3 horas 52 minutos
Los Ríos
Decisiones fatales

La Navidad para una familia de Babahoyo no tiene el mismo valor desde hace ocho años, asegura “María”, nombre protegido.

Lunes 25 Diciembre 2017 | 11:00

En junio del 2009 la muerte de su abuela causó una gran tristeza y dejó un vacío que no han podido llenar. Sobre todo por la forma cómo murió, pues la adulta mayor, deprimida por la diabetes que le aquejaba hace un buen tiempo, decidió terminar con su vida. 
“Pasábamos mucho tiempo juntas en aquel entonces, por lo que verla colgada de una soga me impactó demasiado”, contó la universitaria. 
Recordó que se encontró con aquella escena en el dormitorio de su abuela, varios familiares llegaron la lugar para bajar el cadáver mientras ella trataba de asimilar lo que sus ojos habían visto.
> UNA VEZ MÁS. La historia para “María” y su familia se repitió hace tres años. 
Apenas estaban tratando de superar la pérdida de su abuela cuando uno de sus tíos decidió “acompañar” a su mamá quitándose la vida de la misma manera en septiembre del 2014. 
Una vez más la universitaria fue testigo de cómo trasladaron el cadáver de un ser querido tras hallarlo colgado dentro de la vivienda. 
Asegura que desde aquel entonces ha sufrido depresiones severas, que incluso la llevaron a recurrir al psicólogo.
“Nadie me puede abrazar, siento que me ahogo. En las dos muertes me abrazaron para consolarme, pero en vez de eso me sentí asfixiada”, relató.
> CIFRAS. Desde enero hasta el 19 de octubre de este año se han registrado 32 suicidios en Los Ríos, siendo el ahorcamiento la forma más utilizada con un 62,2 por ciento del total de los casos.
El distrito Buena Fe, que comprende este cantón junto con Valencia, es donde se reporta la mayor tasa de  suicidas con once casos.
El año pasado fue superado por Quevedo, que reportó 17 muertes de este tipo en el mismo periodo, según datos proporcionados por la Policía Nacional.
Las estadísticas indican que de los 50 suicidios que hubo el año pasado de enero a octubre en Los Ríos, 41 fueron hombres.
“Cuando alguien decide quitarse la vida no lo dice, sino que lo hace”, indica Manuel Contreras, psicólogo de Babahoyo. El especialista señala que el entorno social de una persona influye mucho en su vida y más aún la relación que tenga con su familia. 
“Los síntomas de alguien depresivo son su negatividad, descuido en su aspecto, pérdida de sueño y cabello, trastornos alimenticios, entre otros”, señala Contreras. 
Por ello recomienda a estas personas priorizar la comunicación, además de recurrir a ayuda profesional. 
Finalmente sugiere que si se convive con personas depresivas, “hay que tener mucho cuidado, en especial en este tipo de fechas festivas donde hay más depresión”, pues sostiene que  es cuando más aumenta la cifra de suicidios.
 
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala