Actualizado hace: 11 horas 26 minutos
Portoviejo
Su corazón de madre le dice que ‘el flaco’ está vivo

“Mientras no vea el cuerpo no me resignaré a su muerte”, señala Elena Cedeño, sobre la situación de Edison Mera.

Lunes 25 Diciembre 2017 | 04:00

 El hombre, de 29 años de edad, tenía la costumbre de habitar en diferentes partes de la ciudad, donde sus familiares, y por ese mismo detalle se desconoce el día exacto en que desapareció así como sus circunstancias.

Según su madre, Edison, a quien de cariño le decía “El flaco”, solía acompañarla por días en su casa ubicada en la calle Pedro Gual (vía a El Rodeo), así como donde sus abuelos por la escuela República de México y donde sus tíos por el callejón María Auxiliadora (Son Cubano).
“Me dicen que me haga al dolor, que me resigne, pero tengo esa esperanza de verlo. Mi corazón de madre me dice que está bien, y tengo la esperanza de verlo, mientras no vea el cuerpo no puedo pensar que nada malo le haya pasado”, expresó.
 
Expectativa.  Elena Cedeño dijo que luego de denunciar la desaparición de su hijo su vida no es la misma. 
“Antes y por sus ausencias todo estaba en calma, pero la incertidumbre no me deja en paz”, expresó, y cuando suena la chapa de la puerta principal de su casa la mirada se vuelca a la calle para saber quién es el visitante, porque anhela que sea él. 
Sobre la última vez que lo vio, indicó que fue el 23 de agosto. Esa tarde le llamó la atención por algo que estaba haciendo mal, pero Edison no aceptó la reprimenda y se fue de la casa. Y como solía ausentarse para visitar a otros parientes su alejamiento no le llamó la atención.
“Aquí pasaba dos días y se me desaparecía cinco, luego se iba donde la abuela o tía. No se quedaba en el lugar por mucho tiempo”, dijo la mamá.
Agregó que el 29 de octubre la llamaron para decirle que había salido sin decir adónde, y no retornó más, por lo cual optó por denunciar el hecho ante las autoridades.
Edison Mera, en ocasiones, ayudaba al papá en su trabajo para darle mantenimiento a acondicionadores de aire y lavadoras; y cuando estaba desocupado buscaba a sus amigos.
A mediados de noviembre  una denuncia reservada llevó a la Policía hasta el sector Boca de Burro, de la ciudadela El Progreso, donde presuntamente se encontraron restos humanos. 
La búsqueda, que incluyó a expertos en medicina forense, no dio resultado.  
El hecho despertó la curiosidad de los familiares de Edison Mera, quienes esperan que aparezca pronto.
“Estos días han sido de dolor, desesperación y angustia. Me siento impotente al no poder hacer nada para dar con el paradero de mi hijo”, recalcó Elena. 
 
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala