Actualizado hace: 4 horas 33 minutos
Portoviejo
Luchan contra la adicción a las drogas

La cruz de dolor que carga ‘Jesús’ lo ha llevado varias veces a la cárcel y algún día lo llevará a la muerte, dice entre lágrimas su madre.

Lunes 25 Diciembre 2017 | 04:00

 Rebelde, egoísta y descuidado en su aspecto, ‘Jesús’ vaga por las esquinas y montes de una ciudadela de Portoviejo consumiendo droga.

A veces, como aún es joven, ‘Jesús’ entra en momentos de realidad, se baña, se viste bien y sale a “vacilar”,  como él le llama a irse de fiesta o tratar de conquistar a alguna chica.
Ha consumido cocaína, heroína, marihuana y otras drogas en busca, más que de felicidad, de tranquilidad para su mente ofuscada, explica.
Dice que ya no puede parar, que quiere hacerlo, pero su adicción no lo deja. Pide que se lo interne en una clínica de rehabilitación para convertirse en una persona de bien, pero a los pocos días cambia de opinión y vuelve a buscar droga en las calles de la ciudad.
Al igual que ‘Jesús’, decenas de jóvenes manabitas deambulan por las calles, esquinas, matorrales y cualquier lugar oscuro y con poca presencia de gente en donde puedan consumir drogas sin ser arrestados por la Policía.
Según las estadísticas de la Fiscalía, de enero a septiembre de este año se recibieron 590 casos vinculados con droga (tenencia, tráfico, consumo) de los cuales 318 han sido resueltos, 120 se encuentran en instrucción fiscal y 152 en investigación previa.
El Ministerio del Interior lleva varios años en la lucha contra el tráfico de drogas en las calles (microtráfico).
Agentes de la Policía Antinarcóticos realizan constantes investigaciones y operativos para evitar la venta de drogas, especialmente en los alrededores de las instituciones educativas, además dictan charlas de prevención para evitar que los jóvenes sigan cayendo en la adicción.
Pero a pesar de los esfuerzos de las autoridades, el consumo de drogas como la marihuana, cocaína y heroína sigue presente en todas las ciudades.
‘Jesús’ indica que no es difícil conseguir la droga.
“La venden en todos los barrios. La puedes encontrar donde sea”, explica.
Él además indica que los microtraficantes, también denominados “brujos”, no solamente aceptan dinero, sino cualquier objeto de valor que se le pueda llevar como joyas, celulares, electrodomésticos y todo lo que ellos puedan revender después a otras personas y obtener una ganancia mayor a la droga que se entrega al consumidor.
 
 Ayuda. Mariela Macías, directora del distrito de Salud Portoviejo, detalla que esta lucha es de todos, incluyendo la familia, que es lo primordial.
Macías indica que el Ministerio de Salud brinda atención gratuita a pacientes con problemas físicos, pero también lo hace con personas que presentan problemas de salud mental, dentro de lo cual se considera a las personas que tienen problemas de consumo de drogas.
“En el país existen 364 centros de atención ambulatoria, 39 centros ambulatorios intensivos y cinco CETAD”, destaca.
En estos centros se da atención a las personas que presentan problemas de salud mental. Este trabajo lo realizan un médico y un psicólogo.
“En el centro ambulatorio intensivo se da atención a las personas que tienen consumo problemático de alcohol y drogas y también problemas mentales, en donde se realizan terapias no solamente individuales, sino familiares y con la comunidad”, explica Macías.
La funcionaria señala que actualmente 16 personas reciben tratamiento ambulatorio intensivo, ya que están inmersas en el consumo de drogas. 
En total, 1.061 casos de este tipo se han tratado, detalla Macías.
“Algunas personas en el transcurso han dejado el tratamiento, pues no solamente se necesita una gran voluntad de querer seguir adelante por parte del paciente, sino un esfuerzo por parte de la familia por apoyarlo, asistir a las charlas y demostrarle que están con él y en muchos casos los pacientes se sienten solos”, manifiesta.
La especialista explica que en los casos más severos se transfiere a los pacientes a los CETAD, que son Centros Especializados de Tratamiento para personas con consumo problemático de alcohol y otras drogas (una especie de clínica de rehabilitación especializada).
“El paciente tiene que ingresar a vivir por un tiempo a este tipo de centros de rehabilitación en donde se le da atención profesional de psicólogos, nutricionistas, medicina general, etc. En Portoviejo tenemos un centro de este tipo ubicado en la ciudadela Municipal y tiene capacidad para 30 personas. Lo importante a recalcar es que aquí se ingresa de manera voluntaria, o sea es decisión del paciente continuar con su tratamiento, pero también se necesita mucho apoyo familiar para mantener la fuerza de voluntad”, indica Macías.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala