Actualizado hace: 4 horas 55 minutos
Construcción
Se deben reforzar las bases

El proceso de construcción de los cimientos o bases depende del peso de la estructura y el tipo de suelo, según indican profesionales.

Viernes 22 Diciembre 2017 | 04:00

Si el suelo es duro y rocoso, los cimientos deben ser menos voluminosos, sin embargo cuando es blando, arenoso o arcilloso, los cimientos deben ser más anchos y profundos.

El ingeniero Xavier Valderas dice que para la construcción de los cimientos se utiliza el hormigón pastado, que se aplica en la armadura, que son las columnas con hierro ubicadas de forma horizontal bajo el suelo, para luego hacer el sobrecimiento, armaduras más pequeñas en el suelo de donde salen las columnas de soporte. 
En caso de no construir con armadura en los cimientos se hace con grandes piedras que cuando se colocan no se aconseja hacerlo contiguas a las columnas, para dar espacio al hormigón.
Visión profesional. Para la parte baja del cimiento, el profesional aconseja que sea más ancha que la parte superior, y sobre todo antes de rellenar debe estar limpio y bien apisonado el terreno.
Menciona además que cuando hay que agregar la materia del hormigón armado a mano, se aconseja calcular bien las proporciones de la mezcla que se aplicará y no utilizar líquido que pueda ablandar la masa. 
El también ingeniero estructural Diego Vinces dice que en los sobrecimientos (los cimientos con menos masa) se hace un encapsulado de las masas llamado encofrado, que debe estar bien nivelado en la parte superior, donde se añaden varillas metálicas para poder tener soporte de la mampostería que irá encima. 
Otras veces no se hace el encofrado, sino que bloques anchos colocados de manera nivelada, añadiéndose hierro y hormigón para formar un muro compacto y grueso, se indica.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala