Actualizado hace: 13 minutos
Mocache
La pesadilla se repitió en su hija

Carmen (nombre protegido), de 44 años, no puede contener el llanto al recordar el día en que fue víctima de violación.

Jueves 21 Diciembre 2017 | 04:00

Han pasado 37 años desde entonces y, aunque ahora tiene el amor de sus cuatro hijos, no ha podido superar el trauma.
El dolor de aquel día volvió a taladrar su alma hace un mes cuando conoció que la última de sus hijas había sido víctima de violación.
La menor, de once años, tenía nueve cuando su profesor  la agredió dentro de la escuela.
El infierno que Carmen vivió cuando tenía la misma edad que su pequeña volvió a su mente. 
Era una mañana cuando su familiar llegó de visita a la casa de sus padres. 
Era su tío, el más querido, por eso aceptó acompañarlo a Vinces donde tenía unas tierras. Sus padres la dejaron ir, jamás imaginaron que el agricultor con cara de “buena gente” la atacaría.
Agresión. El sol empezó a ocultarse cuando Carmen y su tío llegaron a la finca, al anochecer el hombre la acostó junto a él y empezó a violarla.
“Esa noche no paré de llorar, al día siguiente me fue a dejar donde mis padres,  quienes jamás se enteraron de lo que me pasó. Nunca conté nada, mi madre me vio llorar, pero no me preguntó qué me sucedía”, recuerda la mujer con su cara bañada en llanto, quien espera junto a su hija superar el trauma que ha marcado sus vidas.
El dolor por haber sido víctima de violación cuando era una niña la llevó a pensar en el suicidio; sin embargo, asegura que se sobrepondrá a su depresión para proteger a su hija y lograr que el hombre que la agredió sexualmente sea condenado.
Investigación.  Jaime Guerrón, fiscal provincial, indicó que la Unidad de Violencia de Género de la Fiscalía investiga los hechos de violación, precisó que los casos de abusos sexuales y violaciones a menores tienen prioridad.
Según registros de la Dinapen, en los cantones Quevedo y Mocache, de enero a noviembre se presentaron 23 casos, la mayoría de las víctimas fueron niñas y niños.
Sanciones.  De 19 a 22 años es la sanción por el delito de violación; sin embargo, cuando hay agravantes como el cometimiento de relaciones sexuales por un familiar, se le subirá un tercio de la pena, que vendría a ser 29 años, es decir siete años más de la condena inicial, indicó la Fiscalía.
 
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala