Actualizado hace: 2 horas 21 minutos
Babahoyo
Continúan las quejas

Mientras Shirley Veas lavaba la ropa junto a su hermana, contó que durante los cuatro días que estuvieron sin el servicio básico les tocó gastar más de 20 dólares en botellones de agua.

Jueves 21 Diciembre 2017 | 04:00

 Dijo que aunque ayer  se restableció el servicio, el agua llega con baja presión y  sale sucia, “igual tenemos que seguir gastando hasta que arreglen todo”.

La mujer tuvo que utilizar varios tachos para recoger el líquido y esperar que toda la tierra se asentara en el fondo de los recipientes para poder lavar la ropa y los platos.
Para Carmen Franco, habitante de la parroquia Barreiro, la escasez de agua ha representado gastos en estos días, “ya tenemos el servicio, pero el agua no sirve para cocinar, solo para lavar y  trapear”.
La moradora ha gastado al menos 26 dólares en botellones con agua para cocinar y consumir.
Full trabajo.  Lo que para unos fue un suplicio, para otros terminó siendo su “agosto” en pleno diciembre. La venta de bidones de agua aumentó el 200 por ciento, dijo complacido Danilo Rodríguez, quien el sábado despachó  180 botellones, “en los días normales vendo 40 a 45 botellones”.
El comerciante señaló que a pesar de la situación no ha elevado los precios. “Son mis mejores días”, declaró el hombre, quien comercializó los botellones en 1,25 dólares.
El Ministerio de Salud ejecuta labores para evitar que los niños y adultos presenten cuadros infecciosos al momento de consumir el líquido vital de los ríos.
Inés García, directora distrital de Salud, refirió que desde el sábado han realizado brigadas, entregando cloro y capacitando a los ciudadanos para que sepan como utilizar la sustancia. 
García añadió que hasta el momento han repartido 560 litros de cloro a 2.835 domicilios.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala