Actualizado hace: 36 minutos
Evento
Conmemoración y fiesta indígena

El pueblo Salasaka celebró hace poco la fiesta de los kapakkuna. Se trata de una reivindicación de la lucha indígena.

Miércoles 20 Diciembre 2017 | 04:00

 La celebración data de la época de la Conquista. Se rinde homenaje a San Buenaventura, un santo originario de la parroquia Chilcapamba, donde los salasakas son devotos, como explica una nota publicada por diario La Hora.

Este evento está conformado por seis capitanes, quienes son los protagonistas principales, y otros 200 ciudadanos que representan a los demás personajes: sus pajes (escuderos), ángeles y tropas de soldados. 
Fiesta. En el primer día de celebración se trasladaron en caballos junto con sus tropas a la casa del capitán, para luego ir donde el paje. 
Éste entregó cuyes preparados a los soldados, capitanes y el pueblo en general: “Esto es una tradición y en honor a San Buenaventura hacemos cada año esta fiesta”, comentó Patricio Chango, quien desempeñó el papel de paje.
Al siguiente día se llevó a cabo un desfile inaugural de esta celebración ancestral. Salieron los capitanes de sus viviendas conjuntamente con sus tropas que conformaron alrededor de 70 miembros, quienes fueron en caballos hacia la iglesia de Chilcapamba, lugar en el cual se hace una misa en honor a San Buenaventura.
Según María Pinguil, una mujer de la tercera edad, el “santito” es muy milagroso  y es originario de su pueblo. El último día de festejos, las tropas de soldados junto con sus respectivos capitanes nuevamente fueron hasta la iglesia de Chilcapamba. Allí les recibió la gente de la comunidad acompañada de bandas de pueblo, orquestas y juegos pirotécnicos, todo esto financiado por cada uno de los capitanes. 
Actividades. Berna Chango, uno de los capitanes, señaló: “Nosotros damos a la comunidad la comida, matamos una vaca, ponemos la orquesta. Yo he gastado hasta aquí 16.000 dólares, todo sea por la devoción que tenemos a San Buenaventura”.
En el último día las tropas en sus caballos desfilaron por el centro de Chilcapamba con sus capitanes, donde se acomodaron según su hora de llegada. Música y algarabía se reflejaron en las conmemoraciones de la comunidad junto con las orquestas que se presentaron hasta las 02h00.
“Desde que llegaron los españoles ha habido esta rebeldía del pueblo frente a la monarquía de España. Por eso se disfraza el pueblo para demostrar cómo se luchaba contra los españoles”, manifestó Julio Pilla, adulto mayor de la comunidad. Además indicó que hay que mantener la cultura salasaka que está conectada al cosmos y a compartir con la gente del caserío.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala