Actualizado hace: 3 horas 8 minutos
Dolor y llanto por las víctimas

¡Mira esa señora que salió ‘volando’!, le dijo Gretty a su esposo. Segundos después, al ver la cara de la víctima, entró en shock: era su mamá.

Martes 19 Diciembre 2017 | 04:00

El cuerpo de Vielka Geomara Farfán Terán, de 38 años, quedó tirado en una orilla de la calle y en el otro extremo, atónita por lo ocurrido, estaba su hija Gretty Capito Farfán en un taxi junto a su esposo Javier Zamora.
Ellos habían quedado en encontrarse con Vielka, pero la muerte lo impidió.
El fallecimiento de Farfán se dio a causa de un accidente de tránsito, el domingo en el sitio El Cady de Portoviejo, a pocos metros de la entrada a la vía Colón-Quimís.
En el accidente además falleció José Cantos Fernández (23) y quedó herido César F., quienes viajaban en la moto involucrada en el accidente.
“Nosotros íbamos pasando y presenciamos el atropellamiento. Allí había una volqueta amarilla estacionada afuera de una vulcanizadora, y un bus intercantonal que estaba detrás iba saliendo a tomar el otro carril, obstaculizando el paso de la moto, pero en ese momento los motociclistas en vez de disminuir la velocidad y esperar que saliera completamente el bus, lo rebasaron por la derecha”, reveló ayer a El Diario el yerno de la víctima.
Así fue como atropellaron a la señora (Vielka) y luego se estrellaron con la parte trasera de la volqueta, recalcó Javier Zamora.
 
La iban a buscar. Zamora relató que unas horas antes, él y su esposa habían quedado de pasar viendo en su taxi a Farfán por la casa de ella en El Cady, pero como tenían hambre antes de recogerla se quedaron comiendo un encebollado a la salida del cementerio de Colón.
“Ella salió a la vía principal a esperarnos y como le dijimos que estábamos por Colón, que ya íbamos, ella empezó a caminar de El Cady a Colón para encontrarnos en la vía”, contó Zamora.
Al llegar por la vulcanizadora vio el taxi de su yerno y al parecer quiso pasar la carretera por detrás de la volqueta y allí fue cuando la moto apareció detrás del bus, según la familia.
Vielka Farfán fue velada hasta las 15h00 de ayer en El Cady, de allí el féretro con su cuerpo fue trasladado hasta la iglesia en Colón, donde oficiaron una misa y luego fue sepultada en el cementerio de esa parroquia portovejense. Ella tenía tres hijos, se informó.
 
Dolor. En la casa de José Cantos, en el cantón Santa Ana, el ambiente era desgarrador. 
Su madre no paraba de llorar y de lamentar la muerte de su hijo.  
“Chao mami”, fue lo último que José Cantos le alcanzó a decir a su progenitora. Recordar esas palabras tenían devastada a la mujer.
Los familiares de Cantos dijeron que el cuerpo llegó a las 20h30 del domingo del centro forense de Manta para ser velado en Santa Ana.
Según la autopsia, Cantos sufrió lesiones graves en la cabeza que le causaron la muerte después del choque con la volqueta, dijeron sus familiares.
A él se hará una misa a las 10h00 de hoy en la iglesia de Santa Ana y luego será sepultado en el cementerio local.
La madre de Cantos dijo que en la mañana su amigo César F. lo llegó a buscar para ir a una carrera de motos en Portoviejo y esa fue la última ocasión que lo vio vivo.
“Dicen que mi hijo iba manejando la moto, pero no es verdad. La moto la manejaba su amigo, él lo vino a ver”, reveló la madre de la víctima.
El herido César F. se recupera en una casa de salud de Portoviejo. Su estado es delicado.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala