Actualizado hace: 35 minutos
En La Alajuela no pierden la esperanza

La esperanza de ir a un centro comercial se mantiene en los comerciantes de la calle Alajuela, que se preparan para el invierno.

Lunes 18 Diciembre 2017 | 04:00

Jéssica Mendoza, presidenta de la Asociación Nuevo Portoviejo que aglutina a 54 comerciantes, señala que han transcurrido cerca de 2 años y aún no se concreta el ofrecimiento del alcalde Agustín Casanova de conseguir financiamiento para dos centros comerciales.

En su caso y el de otros vendedores ubicados en la Primera y Segunda Transversal, las pérdidas son evidentes por la falta de compradores en esa zona que prefieren quedarse sobre la Alajuela.
María Isabel Cobeña, que tiene un puesto de venta de gafas, dijo que es difícil estar allí. “En invierno se llena de agua, las alcantarillas están tapadas y con el sol el ambiente es asfixiante por las toldas de plástico. No pierdo la esperanza de salir algún día, pero no se sabe cuándo”, señaló.
Financiamiento. El alcalde señaló hace días que uno de los dos centros comerciales ha sido incluida en la lista de proyectos que busca financiamiento del Banco Europeo de Inversiones (BEI). 
En tanto que Gregory Franco, gerente de la empresa Portocomercio, dijo que “es un proceso, no es fácil conseguir 28 millones de dólares; sin embargo, tenemos muy buena apertura desde la banca pública y privada y el alcalde está analizando de acuerdo a los flujos financieros cuáles son las mejores opciones”.
Hace pocas semanas el Concejo Cantonal aprobó la condonación de las deudas por la ocupación de la vía pública a los comerciantes de la Alajuela y de Picoazá. 
Franco informó que son unos 300.000 dólares los que deja de percibir Portocomercio por esta condonación, y dijo que la terminal terrestre, donde este año se proyecta un excedente de 240.000 dólares y 400.000 dólares en el 2018, subsidia a los comerciantes.
Al consultarle si condonar la deuda no es una mala señal para los bancos ante los que se gestiona el crédito, indicó que “si están pidiendo es porque no venden”. Y al requerimiento de cómo esperan que los comerciantes paguen cuotas más altas por los locales en un centro comercial, agregó que “no hay ningún riesgo financiero, ningún factor negativo porque al exonerar (el pago) se está dando un pequeño aporte a la reactivación del sector porque las condiciones en las que están no son las mismas que van a tener en un centro comercial”.
Franco recordó que está listo el estudio de factibilidad de los centros comerciales, que costó 560.000 dólares para hacer la agenda de visitas a la banca. 
Negocios. En las casas del sector también se multiplican los negocios. 
Vicente Villavicencio alquila 3 locales de su edificio por 300 dólares mensuales y alquila los baños, lo que le deja 8 dólares diarios. Para él la llegada de los comerciantes fue una bendición. Pero también hay quejas. Ricardo López dijo que hay problemas de sanidad porque los comerciantes solo limpian al frente de los módulos y no en la parte trasera. Entre la Segunda y Primera Transversal hay basura, comida botada y olor a orín. 
Héctor Rodríguez, de la Primera Transversal, dijo que los comerciantes no causan problemas, pero sí personas de otros sectores que por la noche llegan a fumar droga, botan basura y orinan las paredes.
Franco señaló que hay un plan de contingencia y la limpieza es permanente en la zona.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala