Actualizado hace: 4 horas 53 minutos
El tiro por la culata
El tiro por la culata
Por: Irina Bowen
[email protected]

Lunes 18 Diciembre 2017 | 03:00

Y se fue Correa como llegó, ¡solo! Aunque le agregaría que se fue acompañado de la tristeza de saber que ya no es el líder que arrastra multitudes. Pero ya ni eso importa, lo que sí importa y queremos es que no venga más a causar odio y desestabilización entre los ecuatorianos; o a enredar el panorama más de lo que está con sus conceptos de socialismo, que si los pobres, que si la revolución ciudadana, que los derechos del pueblo y que lo que yo hice y el otro no. ¡Ya basta!. Tremendo error creerse que sin el poder presidencial podía tener a un pueblo a sus pies; pero ¿qué será que piensa? ¿que sufrimos amnesia o que somos tontos?

Facundo Cabral lo decía en una de sus canciones: “... a lo que debemos temer es a los pendejos, porque estamos rodeados de bastante de ellos, porque son tantos que eligen hasta el presidente”. 
Por suerte, parece que ya son minoría, aunque ahora se les llama ovejas; y yo no les diría ovejas, porque al final las ovejas son obedientes pero simpáticas. También quedan algunos que aún no se dan cuenta de la realidad; y más bien pecan de ignorantes y, claro, algunos también de pendejos.
Pero, bueno, saquemos lo mejor de esta visita y es que ayudó a tomar decisiones sobre la consulta; primero, que renunció su compadre del CNE, o sea prefirió retirarse a estar bajo presión,  ¡qué molestia!. Gracias a ello hay una nueva presidente del CNE, que supo indicar que la consulta va porque va. Entre gallos y medianoche se aprobaron las preguntas, el calendario y el presupuesto; y. Claro, para los que esperábamos la consulta fue como una victoria saber que, gracias a los métodos heredados del “correísmo” y como lo dije en otra ocasión, “con la misma vara que mides serás medido” se lograron las cosas. 
Acaso pensó que podría influir o presionar a quienes dejó en funciones; triste realidad, porque ¡muerto el rey, viva el rey! Eso ha sido siempre, si no, pregunten a todos quienes han estado ejerciendo funciones: ¿qué pasa cuando ya no están al frente de esas funciones?
Lo peor fue ver a los cuatro pelagatos de asambleístas leales a él queriendo convencer a los ecuatorianos de lo que es la lealtad, la justicia, el respeto a la constitución y las leyes; pero qué, ¿ya se olvidaron de cómo violaban la constitución a vista y paciencia de quienes nos sentíamos impotentes observando el abuso del poder y de nuestros derechos? ¿ya se olvidaron de cómo manipulaban la justicia y ya se olvidaron de los amigos a quienes les desearon “que le vaya bonito”?
Hoy la herencia de prácticas mañosas es la mejor arma para atacar a este personaje que se creyó dueño del país y, por supuesto, la mejor manera de defender nuestra constitución; pues al puro estilo de términos y plazos amañados, hoy podemos caminar hacia una consulta que, quiéranlo o no, es la forma de desbaratar a quienes se sienten omnipotentes y todopoderosos. 
No más reelecciones indefinidas, que lo único que han hecho es enriquecer a unos cuantos y empobrecer a una mayoría que en busca de esperanzas de mejores días, que creen en el doble discurso de quienes piensan que el pueblo es tonto.
Por eso, a todos estos “revolucionarios correístas” lo único que les puedo decir, es que les salió el tipo por la culata. 
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala

Recomendadas para ti:

Más opiniones: