Actualizado hace: 27 minutos
Portoviejo
Se encomiendan a Santa Lucía

Antes de salir de su casa, Gabriela Santana se persignó y salió con fe a coger el bus. Aún era de madrugada en el Cerro Guayabal.

Domingo 17 Diciembre 2017 | 04:00

 El frío calaba los huesos, pero eso no le importaba. Había que hacer el viaje. Su madre, su tía y una  prima se unieron a la misión. 

El grupo de mujeres, que llevaba galones de agua, estampitas y rosarios, tenía como objetivo llegar a Alajuela de Portoviejo.
Ellas escucharon que en esta parroquia cada año se realiza una fiesta en honor a Santa Lucía, a la cual le atribuyen el milagro de que las mujeres puedan concebir y de devolver la visión a quienes la perdieron o la están perdiendo.
Cuando las mujeres del Cerro Guayabal llegaron a la iglesia, observaron a numerosas féminas frente a la imagen de Santa Lucía, recitando oraciones con los ojos cerrados, poniendo velas y pidiendo la bendición del sacerdote. Luego de la misa Gabriela, con cinco años de matrimonio, le dijo al sacerdote que la bendiga y le encauce el milagro de la concepción.
Junto a ella estaban Xavier Toala y Ángela García, con 13 años de casados, quienes luego de varios intentos y métodos médicos recurrieron a la santa patrona de Alajuela para que les haga el milagro de tener descendencia. Le contaron al sacerdote Miguel Ángel Vera su situación. El religioso puso sus manos en la cabeza de los esposos, dijo varias oraciones y les deseó suerte. Ambos se fueron optimistas de que el próximo año regresarán, pero para bautizar al bebé.
 
Fiestas. El sacerdote Miguel Ángel señaló que en los 9 meses que tiene en el lugar le ha sorprendido la fe y devoción que los habitantes de Alajuela y otras poblaciones le tienen a Santa Lucía. 
Dijo que tradicionalmente es identificada como la santa de la visión, por lo que en un pared de espumaflex hay más de mil objetos metálicos que simulan un par de ojos. “Allí los pusieron las personas que recibieron el milagro”, dijo la feligrés Sonia Villamar.
Entonces, agrega el sacerdote, Santa Lucía es la encargada de devolver la luz a las devotos, pero en el campo dar luz también significa parir, entonces, muchos piden ya sea por los ojos o para concebir.
El martes, en las víspera de la fiesta de Santa Lucía, se realizó una misa especial para bendecir a las embarazadas y a las mujeres que no pueden concebir. Luego, decenas de mujeres se aglomeraron frente al sacerdote para recibir las gotas de agua bendita que lanzaba desde el púlpito. Ellas confían en que será suficiente para lograr su sueño de quedar embarazadas.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala