Actualizado hace: 2 horas 31 minutos
La posible inspección de la OEA al gobierno ecuatoriano

"La insistencia de los denunciantes de pretender hacer de este país una posesión perpetua”

Domingo 17 Diciembre 2017 | 04:00

 Acudiendo a la Organización de Estados Americanos (OEA), el expresidente ecuatoriano Rafael Correa pretende interferir en la administración del actual presidente, Lenín Moreno, acusándolo de haber subvertido el orden constitucional.

Correa, mediante su acólito y exfuncionario, Ricardo Patiño, presentó una denuncia en ese sentido, calificando de “golpe de estado” la acción de Moreno al disponer, mediante decreto, que el Consejo Nacional Electoral (CNE) convoque a consulta popular para el 4 de febrero del 2018.
Luis Almagro, secretario general de la OEA, quien se reuniera con Correa y Patiño en Panamá, anunció un probable examen técnico a la situación ecuatoriana, despertando el rechazo de la Cancillería del gobierno de Carondelet.
Presentada así, la situación toma ribetes de sarcasmo al recordarse que el denunciante y su servicial seguidor, durante su prolongado mando institucional en Ecuador fueron detractores permanentes de la OEA y de su actual representante, Almagro, llegando incluso a impulsar la formación de otros organismos como la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) y la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac).
Aquello, entonces, no deja de ser preocupante para los ecuatorianos, por la insistencia de los denunciantes de pretender hacer de este país una posesión perpetua, recurriendo, incluso, a calificativos como “alteración del orden constitucional”, práctica que a su tiempo hicieran ellos algo común. 
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala

Más opiniones: