Actualizado hace: 38 minutos
Cap.  William Salazar
Cap. William Salazar
Por: Enrique Villamar Mendoza

Jueves 13 Julio 2017 | 04:00

El día jueves 6 de julio, la ciudad se despertó conmocionada por la inesperada muerte del capitán William Salazar. ¡Increíble! La noticia inundó todas las redes sociales, todos lo hablaban, todos lo comentaban, las llamadas telefónicas iban y venían preguntando qué había pasado en realidad. Inmediatamente empezaron a tejerse diferentes historias, como que fue un asesinato, que vieron a un hombre merodeando afuera de su casa, entre otras fantásticas historias.

Es que nadie quería aceptar que un hombre en la flor de su juventud, con un hogar formado, con una estabilidad económica, con un futuro prometedor, tomara la decisión de amarrar una cuerda y quitarse la vida  aquella noche, cuando estuvo celebrando su cumpleaños, rodeado de amigos.
Conocí a William Salazar en la Escuela Superior de Policía, donde yo cursaba el último año. En aquel entonces la escuela de oficiales era rígida, la formación era  severa, dura, disciplinada; los costeños en toda la escuela éramos contados con los dedos de la mano, por lo que estoy consciente de que William Salazar hizo grandes esfuerzos para graduarse como oficial de policía de línea. 
Su vida como oficial fue controvertida, polémica, difícil, azarosa. Entre otras cosas, se lo recuerda como alguien que estuvo relacionado con la muerte de Mauricio Montesdeoca “El Justiciero”, algo que nunca fue probado y quedará en un halo de misterio. Finalmente, por problemas dentro de la institución fue separado de la Policía Nacional, cuando estaba muy cerca de alcanzar el grado de mayor, lo que constituye un gran mérito dentro de las filas de la institución.
Pero la vida fue grata con él, porque le dio una nueva oportunidad  de trabajar como comandante de la Policía Municipal y jefe encargado del Cuerpo de Bomberos de Portoviejo, así como de la seguridad personal del señor alcalde del cantón, de quien se ganó su confianza y amistad. Realizó su labor de manera profesional y eficiente, levantando la autoestima y la moral de los miembros de la Policía Municipal, capacitándolos, entrenándolos e incorporando nuevos miembros a este cuerpo de seguridad municipal. 
Como encargado del Cuerpo de Bomberos hizo contratar estudios para mejoramiento de la ciudad, mejoró la capacidad operativa y logística. Se ganó el aprecio de muchas personas.
Es difícil  imaginar la soledad, la desesperación, la angustia, la falta de fe y esperanza que debieron embargarlo para quitarse la vida con su propia mano. Lo alcanzaron los fantasmas del pasado. 
La vida es transitoria, pero es preciosa y hay que saber valorarla. Y estar conscientes de que nuestras acciones  marcarán nuestra vida y nuestro porvenir. “Si quieres conocer cómo será tu futuro, examina tu acciones actuales”  (Buda)  
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala

Recomendadas para ti:

Más opiniones: