Actualizado hace: 1 hora 30 minutos
El legado de Parrales y Guale
El legado de Parrales y Guale
Por: Jorge Albán Delgado
[email protected]

Jueves 13 Julio 2017 | 04:00

Mucho se ha hablado de un personaje que dio gloria y progreso a nuestra querida ciudad de Jipijapa y a nuestra provincia de Manabí. Se trata de Manuel Inocencio Parrales y Guale, por quien los jipijapenses sentimos admiración por sus hazañas y como defensor de nuestra heredad territorial.

El primer viaje realizado a España en el año 1.777 saliendo de Esmeraldas, y desde aquí se embarca rumbo a Panamá para desplazarse a Madrid, donde con la ayuda del clero español hizo las gestiones necesarias, recurriendo a todas las instancias que le produjeran las relaciones con influyentes ante la corte real de Madrid, representada por el Rey Carlos III. 
En esa época, Manuel Inocencio Parrales Y Guale consiguió la cédula real en la que, con mística y elocuencia, defendió los derechos que tenían los comuneros de las Indias occidentales sobre los territorios que ocupaban y su permanencia, dejando como legado a los jipijapenses y manabitas el título de propiedad de tierras que servían para el cultivo y subsistencia de su pueblo.
Todos los 17 de junio los manabitas recordamos su natalicio. Y ante la necesidad de resaltar su memoria, en el año 2011 las autoridades del gobierno descentralizado municipal del cantón Jipijapa invitaron a los ciudadanos, a los representantes de instituciones educativas y gremiales de nuestra localidad y provincia a conformar una comisión que se encargó de la investigación y recopilación de relatos históricos del cacique gobernador.
Concluido el trabajo de la comisión, las autoridades del GAD Jipijapa solicitaron a la honorable Asamblea Nacional, a través de la comisión de Educación y Cultura de la Asamblea, que declare al cacique gobernador Manuel Inocencio Parrales y Guale precursor de la reforma agraria y defensor de los indígenas de la costa ecuatoriana por su accionar inclaudicable en la era colonial. Esa distinción fue otorgada y publicada en el Registro Oficial No. 578 del 2011. 
Por ese merito alcanzado, los jipijapenses y manabitas reconocen su nombre y trayectoria, tributándole homenajes en colegios, escuelas, calles, cooperativas, ciudadelas, como principio de relevancia a quien dio todo por su pueblo.
 
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala

Recomendadas para ti:

Más opiniones: