Actualizado hace: 18 minutos
Tema del Día
3 ciudades amigables buscan la inclusión

“Frecuentemente me golpeo con los carros y el desnivel de las aceras”, expresó Amira Solórzano, quien dijo que el problema tras el 16A se agudizó.

Miércoles 12 Julio 2017 | 04:00

La mencionada lidera la Asociación de Ciegos de Manabí y afirmó que en la provincia el problema de movilidad no es solo para las personas con discapacidad, ya que las agresiones en los espacios públicos están por todas partes.

“En las aceras están vehículos, hay rampas y es casi una obligación desplazarse en taxi porque son pocas las personas que ayudan a un ciego a subir al bus”, precisó Solórzano.
Luisina Alcívar, docente de la escuela Luis Braille, no se quedó atrás para referirse a los inconvenientes que deben afrontar las personas con discapacidad.
Hay cosas básicas que no se cumplen, indicó y puso como ejemplo la altura de la rampa, que en el cantón y provincia lleva un desnivel considerable y originan que el peatón se caiga, citó.
“Hay un cae y levanta permanente en las cuadras de la ciudad, porque todos suben sus vehículos a los patios de su casa. A nadie le interesa el usuario de la acera”, sostuvo.
Alcívar considera que las ciudades amigables deben considerar a los adultos mayores, embarazadas y para quienes tienen alguna discapacidad.
En las entidades públicas y privadas hay letreros que sobresalen, tienen paredes con vidrios transparentes, sin que tenga una señalización por la mitad para saber por dónde entrar. “Las normas INEN deben aplicarse a todas las ciudades. Los ciegos y sordos no cuentan con accesibilidad”, acotó.
Proyecto. María José Fernández, por medio de la Defensoría del Pueblo, auspicia el proyecto piloto en el país relacionado a las ciudades amigables y que se aplica en Jipijapa, Manta y Portoviejo.
Según Fernández, un diagnóstico permitió la selección de dichas ciudades. “Buscamos una sensibilización de los ciudadanos que se transformará en cultura de respeto a la diversidad”, dijo.
Puntualizó que en el caso de Portoviejo el objetivo es hacerla primera ciudad amigable para las personas con discapacidad; lo mismo con Manta y Jipijapa.
Los proyectos, agregó, los entregan a los municipios para que los tomen como propios y los ejecuten de manera efectiva.
Fernández recordó que uno de los indicadores para presentar el proyecto en la capital provincial fue por la reconstrucción que se está ejecutando, y aún es oportuno aplicar normas a favor de las personas con discapacidad. 
“La ciudad amigable es donde todos tengamos una relación armónica de sociedad”, citó.
La Defensora del Pueblo manifestó que la Constitución de la República contempla leyes a favor de los adultos mayores, discapacitados y en contra de quienes promueven la violencia de género. “Estamos dispuestos a ayudar a quienes sientan sus derechos vulnerados”, declaró.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala