Actualizado hace: 55 minutos
TEMA
Escuelas son bautizadas con el nombre de víctimas del terremoto

Nueve unidades educativas han sido bautizadas con el nombre de víctimas del terremoto del 16 de abril del 2016.

Domingo 09 Julio 2017 | 04:00

Para Lilia Largacha, desde el 16 de abril del año pasado, es fácil llorar. 
No es para menos, porque el terremoto le arrebató a su familia. Sus hijos Robert Isaac, de 8 años, y Shainna Mero Largacha, de 6, y  su esposo Roberth Mero Lucas, de 47 años, fallecieron debido al colapso de una vivienda de tres plantas ubicada en la avenida 113, entre las calles 104 y 105 (sector La Pochita).
Lilia los recuerda a cada instante. Por eso un día, mientras viajaba de Montecristi, donde reside, hacia Manta, venía llorando.
Una llamada telefónica hizo que su llanto aumentara, le comunicaron que una escuela recién construida iba a llevar el nombre de uno de sus hijos: Robert Isaac Mero Largacha. 
Las lágrimas se volvieron de emoción al recibir la noticia, aseguró.
Después se acercó al Distrito de Educación y le confirmaron que una unidad educativa, ubicada en la comuna Santa Rosa de Montecristi, iba a ser inaugurada con el nombre de su hijo. 
Lilia estuvo en el acto de inauguración y asegura que ese día fue muy especial. 
“Estoy muy contenta porque esa escuela tiene el nombre de mi hijo y su recuerdo quedará grabado en la mente de todos los niños que estudian en ella, porque están informados de quién fue mi hijo”, expresó.
A ella le hubiese  gustado que el plantel también lleve el nombre de Shainna, su hija fallecida, pero le dijeron que no era posible;  sin embargo, en el distrito le ofrecieron bautizar a otra escuela con el nombre de la niña. 
Lilia reitera que está contenta con el gesto de las autoridades de educación de bautizar a una escuela con el nombre de su hijo. Es un bálsamo para el dolor eterno que lleva en el alma y eso lo agradece.
>¡Qué orgullo!  Para Sergio López,  la muerte de su hermana, su cuñado y sus tres sobrinos en el terremoto del 16 de abril fue un golpe duro.
Alex Tixilima y su esposa Anita López (hermana de Sergio)  fallecieron tras el terremoto de 7.8 grados.
La pareja tenía tres hijos: Erick, de 16 años; Orly, de 13; y Eymi, de 5. 
Ellos, al igual que Nene Breidenbach, de 16 años, una estudiante alemana de intercambio que vivía con la familia, perdieron la vida en el centro comercial Felipe Navarrete, cuando el edificio se desplomó. 
Ellos eran oriundos del cantón Antonio Ante, provincia de Imbabura, pero vivían en Manta porque Alex prestaba sus servicios en la FAE.
Sergio dice que es un orgullo para la familia que una escuela que está ubicada en la comunidad El Arroyo, de Montecristi, lleve el nombre de Orly Tixilima López.
Contó que él y su familia, entre ellos sus padres (abuelitos de Orly), estuvieron en la inauguración de la escuela. Él recuerda que en el acto se leyó una reseña de Orly.
Todos disfrutaron de este homenaje.
“Fue un chico deportista, orador, muy aplicado y siempre estaba interesado en las cosas positivas de la vida”, expresó Sergio.
Añadió que es un hecho memorable que a Orly se lo recuerde de por vida por medio de esta unidad educativa bautizada con el nombre de su sobrino.
Indicó que ha sido un gesto noble de las autoridades de educación, por eso tiene una inmensa gratitud, señaló.
> HOMENAJE.   Por su parte Vinicio Cevallos, director del Distrito de Educación de Manta, Montecristi y Jaramijó, indicó que tras el evento del 16 de abril del año pasado muchas escuelas de la provincia resultaron afectadas, entonces se adelantó un programa de construcción de unidades educativas que estaba previsto, pero se dio la prioridad a Manabí.
Se trató de la construcción de escuelas del Siglo 21 de dos tipos: las mayores y las especiales.
Cevallos indicó  que las mayores son  las que tienen una capacidad de 1.140 estudiantes por jornada; y las otras, es decir las especiales,   con 300 estudiantes por jornada. Estas últimas fueron construidas en las zonas rurales de los tres cantones  porque casi nunca habían sido atendidos.
Él añadió que el Ministerio de Educación tomó la iniciativa de que las unidades educativas especiales de las zonas rurales sean bautizadas con los nombres de estudiantes y docentes que fallecieron a consecuencia del terremoto, como un homenaje.
También dijo que actualmente se han inaugurado 12 unidades educativas nuevas en el distrito. De estas, nueve han sido bautizadas con el nombre de los fallecidos en la tragedia.
Cevallos informó que los  estudiantes de estos nuevos planteles saben por qué esa escuela lleva determinado nombre. 
Conocen la biografía de la persona cuyo nombre identifica a la institución. 
Él dijo que este tipo de homenajes continuará, conforme se vayan construyendo más planteles.
 
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala