Actualizado hace: 4 horas 12 minutos
Valencia
Piden justicia por la muerte de Lorenita

El dolor por la muerte de su hija se reflejaba en el rostro de William Salvatierra.

Viernes 07 Julio 2017 | 11:34

El padre de familia esperaba ansioso la mañana de ayer el inicio de la audiencia a la que asistió el conductor del camión que arrolló a Lorena Salvatierra, la segunda de sus tres hijos.

La menor iba cruzando la calle junto a su madre, Silvia Zambrano, cuando fue arrollada.
“Queremos justicia, que ese hombre sea sancionado como determina la ley”, dijo Edwin Reyes, tío de la menor, mientras permanecía junto a otros familiares en la fiscalía de Valencia.
El accidente que acabó con la vida de “Chichi”, como le decía su abuelita, ocurrió a las 12h40 del miércoles en la parroquia Nueva Unión, de Valencia. El conductor del camión cargado de banano que la impactó huyó luego del percance; sin embargo, fue detenido en Valencia por la Policía.
Accidente.  Según Reyes, en el momento del siniestro Silvia Zambrano cruzaba la avenida junto a sus tres hijos, de 10, 8 y 3 años.
“La niña iba sujeta de la mano de la mamá cuando cruzaban la calle mientras el semáforo estaba en rojo. Ella, (la madre) al ver que el carro se le iba encima, alcanzó a empujar a los otros niños para que no salieran perjudicados,  mi cuñada resultó con varios golpes, mientras que su hija de ocho años murió”, comentó Reyes.
Washington Tobar, testigo del accidente, dijo que el conductor del camión, al parecer, rebasó un bus interprovincial que permanecía estacionado porque el semáforo estaba en rojo. “El chofer del camión se descuidó, mientras manejaba iba viendo hacia otro lado cuando de pronto aceleró y sucedió el accidente”, comentó Tobar.
La mañana de ayer el cuerpo de la niña fue llevado a la escuela Juan Salinas donde estudiaba el cuarto año de educación básica. Ahí permaneció por dos horas antes de ser trasladado hasta la casa de su tía,  ubicada en el recinto San Francisco de Chipe.
Sus amigas y profesoras la recordaron como una niña alegre y carismática. 
“Es lamentable lo que pasó, el caso no puede quedar en la impunidad”, indicó, Mayra Quelal, madre de familia de la escuela.
Protesta. La muerte de la menor indignó a los valencianos, quienes cerca de las 20h00 del miércoles cerraron la vía a La Maná (Cotopaxi).
Los manifestantes quemaron llantas en señal de protesta, ellos exigían la construcción de tres muros para evitar que los vehículos circulen a exceso de velocidad.
“Ni en la hora de entrada ni salida de clases existe presencia policial, se ha esperado que exista una víctima para recién tomar acciones”, comentaron los moradores.
Juan Troya, alcalde de Valencia, acudió al lugar de la protesta y habló con los habitantes. 
El funcionario se comprometió a construir tres muros reductores de velocidad que se realizarán de forma técnica. Se tenía previsto que los trabajos iniciaran ayer. 
El sepelio de la menor se realizará el mediodía de hoy en el cementerio de la parroquia Nueva Unión.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala