Actualizado hace: 3 horas 47 minutos
Tema del día
130 policías vigilan la zona rural

Cuando llegan las nueve de la noche Celita Aguilar y los suyos se guardan en su casa hasta el siguiente día. van a haber, tenemos falta de personal, en eso estamos trabajando”, declaró.

Viernes 07 Julio 2017 | 04:00

Ella habita en la comuna Las Delicias, lugar en el que hace cuatro años no hay Unidad de Policía Comunitaria y tampoco seguridad. 
“No estamos seguros, aquí asaltan, roban, las drogas abundan. Ya nos da miedo salir a la calle”, señala.
Ayer ella fue una de las participantes de una minga que buscó rehabilitar las instalaciones de un retén policial que cerró sus puertas hace cuatro años y que está ubicado a una cuadra de la vía principal. La maleza reinaba en la zona.  
Aury Morales, vicepresidenta del sitio, dijo que la UPC dejó de funcionar “porque supuestamente habían demasiadas de estas estructuras”. 
“Cuando hay una emergencia, pese a que la Unidad de Policía Comunitaria de El Carmen está a menos de un kilómetro, nos dicen que no nos pueden atender porque Las Delicias no es jurisdicción de ellos”, denuncia. 
La comuna pertenece a Santo Domingo de los Tsáchilas. 
Durante los años que el retén funcionó prestaban los servicios en Las Delicias tres policías y los moradores se sentían seguros.
La comuna tiene 10 recintos cercanos que por ahora reciben custodia de las unidades policiales de Nuevo Israel.

Con aportes. En Valle Hermoso la empresa privada, los ciudadanos y la Junta Parroquial donaron recursos para ejecutar mejoras en la UPC de la parroquia.
Manuel Cevallos es el líder de un grupo de nueve uniformados que buscó financiamiento para la construcción de la obra que costó unos 40 mil dólares.
La estructura tiene cuatro dormitorios, cinco baños, una sala de atención ciudadana, cocina y espacios de entretenimiento (canchas).
La antigua UPC, aseguran los moradores, era muy precaria.
En Puerto Limón, en cambio, la inversión de la administración anterior de la Junta Parroquial logró mejoras en el retén.
Allí laboran 10 uniformados. Este medio buscó una entrevista con el jefe de la UPC, pero en el edificio no se encontraban, por el momento, policías destinados a la custodia de la zona.
En un letrero se informaba las personas que estaban de turno. Dos gendarmes constaban con licencia y tres con franco (libres). Cinco estaban operativos.
 
Vigilancia. Pablo León, de la Unidad de Policía Comunitaria (Polco), informó que la meta de los oficiales es integrar a la comunidad en la seguridad.
“Los servicios que ofrecemos son el encargo de domilicios, guía de traslados de bienes (en caso de mudanza) y traslado de valores”, detalla.
Según León, no en todas las UPC rurales hay cobertura para los botones de seguridad, pero dijo que los policías deben realizar patrullajes a pie, en motocicletas y en carros. 
El oficial señaló que en la zona rural de la provincia hay 20 UPC en las que laboran 130 uniformados.
 
Más. Gruber Zambrano, presidente de la Asociación de Ganaderos, ha sido una de las voces críticas en cuanto al tema de inseguridad en la zona rural.
Dice que los botones de seguridad es una de las tareas pendientes contra el abigeato. El sistema funciona con internet y en la zona rural éste es escaso, explica.
“Por eso hemos luchado por el porte de armas, el abigeato es moda de todos los días”, ha dicho en entrevistas anteriores.
Pilar Cerón, gestora de Seguridad del Ministerio del Interior, señala que a la comuna Las Delicias llegarán unos dos policías y que aún se gestiona el arribo de un patrullero.
“Cuando se hizo la división del país por Senplades se determinó que Las Delicias pertenecía a Nuevo Israel, por eso la UPC fue cerrada”, explicó.
Además el terreno tenía un problema legal que fue solucionado.
“Los policías de las UPC se turnan. Falencias siempre
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala