Actualizado hace: 41 minutos
Quevedo-Mocache
Más peligro en la zona rural

Cuarenta minutos fueron suficientes para que desconocidos ingresaran a la vivienda de Martha S. y se llevaran dos televisores de 32 pulgadas, un PlayStation, un reloj marca Fosil, una computadora, y un teléfono celular.

Miércoles 05 Julio 2017 | 11:27

El robo al domicilio ocurrió en la ciudadela Los Ángeles,  de Quevedo. Según la afectada, salió de su casa a las 15h30 y, al retornar cuarenta minutos después observó que las seguridades de su casa habían sido violentadas.

Los vecinos de la perjudicada aseguraron a la Policía que tres hombres merodeaban el sector; sin embargo, jamás vieron ingresaron a la vivienda y se sustrajeron los artefactos.
Denuncias similares recibe con frecuencia la Policía Judicial (PJ). Edison Miranda, responsable de la PJ en Quevedo y Mocache, dijo que de enero al 28 de mayo del 2017 se registraron 102 casos de robos a domicilio en ambos cantones.
Aseguró que la cifra es menor en comparación al 2016, cuando en el mismo periodo se reportaron 114 casos.
“Pueden existir más; sin embargo, en muchos casos los afectados no denuncian”, precisó el oficial.
Detenidos. Según el policía, uno de los quince detenidos por robo a domicilio es un hombre de 21 años, quien se dedicaba a estruchar (ingresar) escalando a los locales comerciales.  
Otros de los procesados por este tipo de delito son dos sujetos, quienes alquilaron un departamento en la parroquia Siete de Octubre (cerca de Agripac),  estos lo habían equipado y amueblado con objetos robados.
“Los detenidos hicieron un estudio del sector antes de alquilar el departamento para después ir de a poco cometiendo los robos a las viviendas”, dijo Miranda.
Zona rural. Según Miranda, el nivel de peligrosidad de los robos a domicilio se incrementa en la zona rural, donde para cometer los actos delictivos, los ladrones participan en grupos.
“En la zona rural hay más oportunidades, ahí utilizan armas de fuego e intimidación. Los hombres tienen el tiempo y el espacio para delinquir, no siempre se llevan electrodomésticos; sin embargo, se roban aves de corral, productos agrícolas, insumos, herramientas y hasta camionetas”, precisó el oficial.
“La diferencia entre los robos en la zona urbana y rural es que en la ciudad, el ladrón actúa sólo o va acompañado de máximo dos o tres compinches, pero en el campo, por la ubicación y donde a los afectados se les hace más difícil pedir ayuda, participan en grupo de seis, ocho o más personas”, dijo Miranda,  precisando que en la zona urbana en la mayoría de los robos que se han cometido los “pillos” no se han movilizado en carros.
“Ellos utilizan motos o andan a pie, pero en el campo lo hacen en grandes vehículos para transportar hasta ganado”, señaló Miranda.
Ayuda. El botón de seguridad es una de las opciones para pedir ayuda en caso de una emergencia.
“Las personas que presencian un robo o ven a alguna persona sospechosa rondando su sector pueden pedir ayuda a la Policía marcando el botón de seguridad, que es simplemente digitar el número cinco desde su teléfono celular”, explicó Miranda.
Otro de los servicios que ofrece la Policía es el encargo a domicilio. 
Para ello, las personas que van a viajar o dejar sus viviendas solas pueden acercarse hasta la Unidad de Policía Comunitaria más cercana e informar a los agentes para que vigilen el domicilio y estén atentos ante alguna novedad.
Tenga en cuenta. Entre las recomendaciones que da la Policía está no dejar la casa sola, de ser necesario adquirir un sistema de alarma de seguridad, no tener joyas ni dinero en efectivo (grandes cantidades) dentro de las viviendas. Si no quiere pedir ayuda a la Policía, pídale a un familiar o vecino que le informe de algún hecho extraño en su domicilio.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala