Actualizado hace: 7 minutos
El diálogo
El diálogo
Por: Alfonso Delgado
[email protected]

Miércoles 05 Julio 2017 | 04:00

Fueron 10 años que pasaron y parecería que fue ayer, cuando el presidente de esa época se declaró contrario al diálogo con los ecuatorianos y se dedicó a fomentar el divisionismo entre regiones, según parecería para convertirse en el eje de ese centralismo que a nada bueno ha conducido a nuestro país, el que está viviendo el peor momento en todos los aspectos por donde se lo quiera ver.

Las costumbres y manera de actuar de nuestra gente son representativas de cada provincia o región de Ecuador. Y por ello ha sido característico de los buenos presidentes que ha tenido la República, escuchar y dar oportunidades a la opinión ciudadana, la que ha estado representada por los funcionarios de los organismos seccionales. Porque, el presidente de la República es presidente de todos y no solamente de determinados grupos, cercanos y obedientes.
Una de las primeras acciones llevadas a cabo por el primer mandatario de esa década fue el de alejarse y tratar de marginar al alcalde de Guayaquil, la ciudad más grande, más poblada y de mayor importancia que se tiene en nuestro país. Tanto es así que con su actitud megalómana y divisionista llevó adelante celebraciones especiales por las efemérides cívicas de esta ciudad guayasense, con ocasión del 25 de julio y del 9 de octubre, en que se conmemoran los aniversarios de fundación española y de independencia de Guayaquil.
Nunca antes había sucedido lo comentado, aumentando con ello los gastos fiscales,  que en sumatoria a otros derroches han llevado a la actual situación económica por la que atraviesa este país.
En demostración palpable de ese equivocado accionar anterior es que el actual presidente, Lenín Moreno, ha dado un paso al costado, invitando al diálogo a quienes no votaron por él, pidiéndoles que hagan llegar sus sugerencias para la unión de todos,  tratando de enrumbar por un mejor camino a este país digno de mejor suerte. 
Y poniendo en práctica su excitativa, se entrevistó de inmediato con los alcaldes de Guayaquil, Quito, Cuenca, así como otros representantes de organismos políticos, para llegar a ese diálogo que borre lo negativo de ese ayer que está haciendo tanto daño al hoy y puede hacerle al mañana.
Y yendo más adelante, el presidente Moreno se comprometió ya a estar presente el 25 de julio en que el municipio de Guayaquil, por la conmemoración de los 482 años de fundación de esta ciudad. No habrá otra celebración oficial, como tampoco lo habrá el 9 de octubre.
Ojalá que este camino emprendido no tenga desviaciones, porque nuestro país no es de nadie en particular. Es de todos. Y todos debemos aportar por ese cambio que en algún momento debe llegar. Hacemos votos por que llegue pronto y porque el diálogo nos una y nos consolide.
 
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala

Recomendadas para ti:

Más opiniones: