Actualizado hace: 60 días 3 horas 29 minutos
Costumbres
Los santos significan tradición

Pese al frío que calaba en la piel, no hubo impedimento para que más de 1.500 personas se desplazaran en barcos y lanchas.

Lunes 03 Julio 2017 | 04:00

Todo eso durante la tradicional procesión náutica en honor a los santos Pedro y Pablo, que se da todos los años y reúne a mestizos, cholos, montuvios.

La del pasado miércoles tuvo un matiz especial, era la recordación de los 10 años de la declaratoria de Patrimonio Cultural Inmaterial que realizó el Instituto Nacional de Patrimonio Cultural (INPC) a esta fiesta, que se desarrolla en Machalilla, parroquia de Puerto López.
Experiencias. Hólger García, coordinador Zonal 4 del INPC, no se perdió el evento. Este organismo buscó entregar un reconocimiento a las tres embarcaciones mejor engalanadas. Estas fueron los barcos Don Manuel, Don Ramón y Wellington José, en este último se subió la imagen de san Pablo.
“Es una fiesta que no se perderá jamás. Está en el corazón del pueblo, está enraizada y forma parte de su cultura”, enfatizó García.
Son cuatro días en los que en Machalilla se suspenden las actividades de toda índole para dar espacio al baile, jornadas de modas, pregones y degustación de manjares.
El misticismo también abraza esta fiesta que en Manabí se celebra en más de 90 lugares. Jairo dice que lleva recorriendo fiestas de esta índole enroscándose una serpiente en el brazo.
Señala que lo hizo a raíz de que una sobrina fue mordida por un reptil hace más de 30 años, cuando decidió peregrinar, aunque su pariente murió.
“El papá se negó (no creyó en apóstoles) a las fiestas y por ello mi sobrina fue mordida y murió”, cuenta escuetamente, quien se convirtió en una de las atracciones entre participantes del paseo.
“Nos apoyamos”. El costo de organizar una fiesta en Machalilla fluctúa entre los 15 mil y 25 mil dólares. 
Lourdes Urrunaga, presidenta de Blancos, dice que para la organización de este año contó con el respaldo de amigos para lograrlo. “Aquí somos un pueblo de pescadores y nos apoyamos, aunque hay algunos que se echan para atrás, pero lo importante es que agradecemos a los apóstoles porque ayudan a nuestra familia que sale a pescar”, explica.
El paseo de tres millas frente a las costas de Machalilla duró algo más de tres horas. 
Hubo banda de pueblo, bebida y comida para el deleite de los asistentes a esta ceremonia que evoca tradiciones, según narró Javier Limones, presidente de Negros.
 
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala

Más noticias