Actualizado hace: 18 minutos
Colombia
Las FARC: de la guerrilla a la vida política

Un fusil convertido en pala representó la transición de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) hacia la paz.

Domingo 02 Julio 2017 | 04:00

El fusil, un AK-47, de los más conocidos como Kalashnikov, es un arma utilizada por guerrilleros en todo el mundo. Las FARC no eran la excepción.

El anuncio de la dejación de armas por la que fue la guerrilla más temida de Colombia durante 52 años se dio el pasado martes y era, para muchos, el momento más esperado en ese país.
Si bien las FARC han sido la guerrilla más fuerte, también otros grupos han tomado parte en una batalla interna que en más de medio siglo ha causado 260.000 muertes, cerca de 60.000 desapariciones y alrededor de 7,1 millones de desplazados.
Ya la Misión de la Organización de las Naciones Unidas anunció que había reunido las 7.132 armas individuales.
Pasos. El proceso de paz ha visto hasta ahora cumplirse varias etapas, y la dejación de armas fue una de ellas.
Todavía quedan por recoger las armas, municiones y explosivos que las FARC guardan en más de 900 caletas, y esto debe estar concluido a más tardar el 1 de septiembre.
Hasta ese día, todas las caletas (escondites) deberán ser entregadas a la ONU. También deberán entregar todo el dinero que tengan como producto de sus acciones ilegales.
El fiscal de Colombia, Néstor Humberto Martínez, ha dicho que el acuerdo de paz no ha limpiado el patrimonio de las FARC, “que era ilícito, sigue siendo ilícito y por eso debe ser objeto de extinción de dominio”.
Según declaraciones que dio Martínez a Noticias Caracol, la Fiscalía ha recopilado información que revela que el patrimonio de las FARC abarca “miles de inmuebles urbanos, miles de inmuebles rurales, de automotores, de dinero, de ganado, de empresas, establecimientos de comercio que tenemos ya identificados”.
Además, el funcionario ha señalado que después del 1 de septiembre, quienes no hayan entregado los bienes o dinero serán procesados penalmente por la justicia ordinaria por delitos  como lavado de activo, testaferrato o concierto para delinquir.
El Estado colombiano deberá decidir qué hará con el dinero obtenido. Una de las propuestas es crear un fondo para la reparación de las víctimas de la guerrilla.
Pólitica. El Estado, por su parte, también tiene compromisos que cumplir. Debe reinsertar a los guerrilleros desmovilizados en la sociedad, ofrecerles garantías, entre otros planes.
Se supone que una vez que hayan dejado a un lado sus actividades al margen de la ley, cuando ya no se los considere grupos armados, las FARC emprenderán su proyecto de participación política.
Según los acuerdos, concretados en una reforma constitucional aprobada en abril de este año, la organización política que creen las FARC para las elecciones del 2018  tendrá aseguradas cinco curules en Senado y cinco en la Cámara de Representantes durante dos períodos. 
Para alcanzar estos espacios, el nuevo partido deberá competir con los otros grupos políticos en los comicios de marzo del próximo año.
Incluso si no ganan, ellos tendrán derecho a esas representaciones, según los acuerdos.

La paz se volvió intermitente
En los últimos cinco años la paz en Colombia fue intermitente. Entre anuncios de cese al fuego y hechos violentos, la tensión aumentaba. Los siguientes son algunos  de esos hechos.
 
>>19 noviembre 2012
Las FARC declaran un alto al fuego del 20 de noviembre al 20 de enero. El Gobierno mantiene su lucha contra la guerrilla.
 
>>21 enero 2013
Las FARC anuncian el fn del alto al fuego. Inician las negociaciones.
 
>>30 julio 2014
Atentados contra la estructura energética ponen el diálogo en riesgo.
 
>>17 diciembre 2014
Las FARC anuncian un nuevo cese al fuego por fin de año.
 
>>11 marzo 2015
El presidente Juan Manuel Santos ordena detener bombardeos contra campamentos de las FARC.
 
>>15 abril 2015
Santos ordena retomar los ataques contra campamentos de las FARC tras un ataque de la guerrilla.
 
>>23 febrero 2016
Se acuerda el pacto por la paz con diferentes partidos y movimientos políticos de Colombia.
 
>>23 junio 2016
El Presidente Juan Manuel Santos y ‘Timochenko’, comandante de las FARC, firman el Acuerdo sobre el cese al fuego y de hostilidades y definitivo y dejación de las armas.
 
Persisten dudas
Todavía quedan dudas que flotan entre los guerrilleros desmovilizados y, también, en la sociedad. 
El diario New York Times publicó el caso de Naida López, quien recuerda que la última vez que las FARC incursionaron en política, con el partido Unión Patriótica, muchos de los integrantes fueron asesinados por grupos paramilitares.
Mucha gente en Colombia se pregunta también qué pasará con otros grupos menos conocidos pero que no dejan de ser peligrosos.
Lo dijo diario La Razón en su editorial: “Queda para Colombia el reto de seguir el mismo camino con el Ejército de Liberación Nacional (ELN) y encontrar la forma de desmovilizar a las fuerzas paramilitares que aún combaten a los guerrilleros insurgentes. Junto a esas tareas, toca reconstruir el pacto social y, ojalá, devolver a los desplazados la esperanza que el conflicto armado les ha quitado”.
 
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala