Actualizado hace: 9 horas 31 minutos
Desnutrición de niños, en aumento

En lo que va del año se registra casi la misma cantidad de casos que en todo 2016.

Sábado 01 Julio 2017 | 04:00

La desnutrición infantil ha engordado las estadísticas de la enfermedad en Manta, Jaramijó y Montecristi. 

De acuerdo a cifras registradas en el Distrito de Salud que cubre a los tres cantones, en lo que va del 2017 se reportan 53 niños con desnutrición aguda moderada. 
La cifra preocupa al distrito, pues apenas en medio año se está cerca de los 59 casos reportados en todo 2016. Es decir, ya casi se supera el 100 % del año pasado. 
Una víctima de la enfermedad es Joel, quien tiene 15 meses de nacido y hace nueve le detectaron desnutrición aguda moderada. 
Vive con sus padres en el barrio San Carlos, en la vía que conduce a la parroquia San Mateo. 
Jennifer Aráuz, su madre, cree que la desnutrición del menor empezó desde el embarazo, debido a que, admitió ella, no llevaba una adecuada alimentación. 
Cuando el menor nació, los médicos no le detectaron ningún problema en la talla y peso, recordó la madre. 
Lo cierto fue que hasta los nueve meses el menor solo tomó leche de seno. Los pediatras recomiendan que después de los seis meses el niño empiece a comer otro tipo de alimentos. 
Hoy el niño se recupera con los tratamientos médicos y suplementos gratuitos que el distrito le ofrece. 
De hecho, ya ha empezado a caminar por cuenta propia, ya que antes, cuando estaba desnutrido, no tenía fuerza ni siquiera para ponerse de pie, contó Aráuz. 
Se lo nota más activo y con mayor peso. Incluso, la ropa que hasta hace poco se le rodaba ahora ya casi no le queda, indicó la madre.

El trabajo. El Distrito de Salud explicó que la desnutrición aguda moderada es cuando recién se detecta en el paciente. 
Si no se atiende a tiempo, se convierte en desnutrición severa, y luego pasa a crónica. De ahí que las cifras de tratamiento parecen ser alentadoras para el Ministerio de Salud, pues en este año han asistido solo a ocho niños con desnutrición severa, mientras que en 2017 fueron 24. 
De la desnutrición crónica no hay cifras, pero en el distrito se conoce que 15 niños se han recuperado de esa etapa.
Desde 2013 el ministerio trabaja por erradicar la desnutrición crónica en menores de 2 años de edad.  
Según datos, en Ecuador hay actualmente 368.541 niños con desnutrición crónica.  
El Gobierno ha reconocido en varias ocasiones que ha faltado mayor trabajo preventivo sobre esta problemática infantil. 
El peso aproximado en un menor de 2 años debe ser de 10 kilos y la talla de 75 centímetros. Si el peso es de 6 kilos y la talla de 67 centímetros, ya es un indicador de desnutrición severa.  
 
Receta contra la enfermedad. Lester Cobeña, pediatra, clasificó la desnutrición por exceso y falta de alimento. 
Lo primero representa a una alimentación abundante en carbohidratos, pero con falta de grasas y proteínas. 
Que el niño esté gordo no significa que esté bien nutrido, dijo Cobeña.
De hecho, hay casos donde el menor puede terminar con problemas de obesidad, diabetes, hipertensión y daños cardiovasculares a causa de un exceso de alimento desbalanceado.
Lo segundo, obviamente,  es el déficit de alimentos que, reveló la pediatra, representa un tercio de las muertes infantiles en el mundo. Es en este punto donde se genera la desnutrición severa o crónica.  
Cobeña explicó que las señales para identificar a la desnutrición son cuando el niño tiene un rostro muy cadavérico, piel tierrosa y cabello reseco. 
Alertó a los padres hacer atender pronto a los menores ante un médico, ya que la desnutrición severa provoca pérdida de peso, mientras que la crónica afecta el crecimiento. Lo primero se puede recuperar con el tiempo, pero la talla es casi imposible, informó la profesional.
Ella recomienda alimentar a los niños con verduras, frutas y el carbohidrato, aunque no en exceso.   
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala