Actualizado hace: 46 días 11 horas 43 minutos
Las lluvias despiertan preocupación en zonas bajas

En la calle “C” y Octava, de la parroquia Siete de Octubre, vive Marcelo Oléas. Su casa queda a pocos pasos del estero de la zona.

Jueves 19 Enero 2017 | 15:55

Ayer se levantó de madrugada con la fuerte lluvia y su preocupación aumentaba junto al nivel del agua. “Hemos pedido una limpieza para que evitemos las inundaciones que se dan todos los años y seguimos en la espera. Junto al estero reposan los tubos para el ducto cajón y las autoridades no han dado soluciones”, advirtió. 

En la misma situación se encuentra Yadira López, habitante de Isla del Río (El Pantano), de la parroquia San Cristóbal. “Al escuchar el chaparrón de agua se me quita el sueño, sé que las inundaciones están en la puerta de mi casa. Mis electrodomésticos se han dañado en inviernos pasados”, señaló. 
El coordinador de la jefatura de Gestión de Riesgo, Wilson Pérez, sostuvo que la normativa es que se pueden construir viviendas a seis metros después de la ubicación de los esteros. 
“En la calle C, hay que hacer una reestructuración total, son alrededor de 45 viviendas que deben ser demolidas para que se permita el correcto flujo, por ahora se ejecutará limpieza con las máquinas”, mencionó. 
Afectados. Los sectores afectados con las primeras lluvias son: Cruz María, Chapulos, El Pantano, Las Mercedes, San Rafael, 17 de Septiembre, Bienestar Social 1 y 2, Divino Niño, 21 de Enero y el kilómetro cuatro vía El Empalme, según explicó el coordinador. 
“Contamos con tres regletas asentadas a lo largo del río Quevedo, esto nos permite a diario llevar un control de las etapas de alerta. La ciudadanía debe estar tranquila, el nivel de agua está en 0,5”, agregó. 
La alerta blanca indica que debe estar bajo del nivel 0,5 hasta el 5, amarilla es de 6 hasta 14 y naranja de 15 a 20. “No contamos con flujometro -para medir el caudal de agua-, pero por experiencia nos dirigimos con las regletas ubicadas en las riberas de la ciudadela Bellavista”, manifestó Pérez. 
“Para que las zonas bajas presenten problemas de inundaciones y evacuar a las familias debería llover unas cuatros horas seguidas”, argumentó.
 
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala

Más noticias