Actualizado hace: 49 días 14 horas 40 minutos
Un trágico accidente de tránsito le cambió la vida a Antonio

Siete meses han pasado desde que Antonio Vargas cerró la puerta de su casa por última vez.

Jueves 19 Enero 2017 | 15:50

Él reside en la cooperativa Nueva Esperanza de la parroquia El Salto, de Babahoyo. 

Vargas, de 65 años, sufrió un accidente que le cambiaría la vida para siempre. 
Siendo las 05h30 del jueves del 16 de junio del año pasado tomó su bicicleta para movilizarse al centro de la ciudad para iniciar una nueva jornada de trabajo vendiendo periódicos. 
A esta actividad se dedicó durante 20 años y le ayudó para hacerse conocer por decenas de personas.
Fractura. Esa madrugada una motocicleta lo embistió en la intersección de las calles Juan X. Marco entre Flores y Martín Icaza.
A consecuencia del violento impacto, Antonio Vargas salió expulsado y fue a parar a unos 15 metros más adelante. 
El sexagenario sufrió una fractura en el cráneo que lo dejó en estado de coma por tres semanas.
Sus familiares y amigos al enterarse de la noticia pensaron lo peor al verlo acostado sobre una cama convaleciente. 
Ellos se horrorizaron al ver las radiografías que los médicos le realizaron.
Fue intervenido quirúrgicamente en un hospital de Guayaquil. 
Mediante una operación, los médicos le extrajeron parte del cráneo debido a una fractura que presentaba, con coágulos de sangre en el cerebro. 
En primera instancia los galenos pensaron que no resistiría la operación y la realizaron con el consentimiento de sus familiares. Finalmente Antonio sobrevivió, pero estuvo internado mes y medio.
Voceador. Desde aquel episodio, la voz de Antonio no se volvió a escuchar en las calles 10 de Agosto y  Eloy Alfaro, donde voceaba los nombres y las noticias más importantes de los diferentes diarios.
Sus clientes y amigos que visitaban su puesto de periódico lo recuerdan y sostienen que Antonio Vargas no necesitaba publicidades ni alto parlantes para llamar la atención del público, simplemente utilizaba su gruesa voz con la que gritaba las noticias.
Las risas, las bromas, los cachos, historias y cuentos eran parte de su diario convivir. 
De esa forma se vendía hasta 200 periódicos desde las 06h00 hasta las 11h00, afirma el ciudadano Julio Guamán, quien conoce a Vargas hace algunos años.
Luego de su jornada,  Antonio se dedicaba a recoger labaza y la vendía a las personas que se dedicaban a crianza de cerdos.  
Ayuda. En la actualidad Antonio Vargas se recupera lentamente. 
Cuenta que añora volver a su trabajo, pero primero debe someterse a una segunda operación prevista para este finales de este mes, la misma que tiene un costo de 30 mil dólares.
Su hija,  Maritza Vargas, reveló que se han realizado gestiones para que la operación se efectúe a través del Ministerio de Salud Pública, en el hospital Martín Icaza de Babahoyo.
Vargas también padece de osteoporosis y se apoya de un bastón para caminar lentamente. 
Su recuperación la desarrolla en el domicilio de un familiar en las calles Quinta y Víctor Zumba, en el cantón Montalvo.
Las personas que deseen ayudarlo con medicinas para la osteoporosis  y vitaminas para la rehabilitación, pueden comunicarse llamando al número  09-3909-3896. 
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala

Más noticias