Actualizado hace: 3 minutos
RECONSTRUIR A MANABÍ
RECONSTRUIR A MANABÍ
Por: Milton Bowen Rivera

Jueves 19 Enero 2017 | 04:00

Soñar no cuesta nada. En medio de tanto desastre, el Gobierno Nacional aplicó varias reformas tributarias para enfrentar la emergencia en las provincias de Manabí y Esmeraldas, por la catástrofe causada por el terremoto el pasado 16 de abril, con un saldo elevado de muertos, heridos y damnificados. Y dispuso el incremento al 14 % del IVA, además de la donación de un día de salario, reducción de los altos sueldos de los funcionarios gubernamentales y otras medidas para conseguir recursos económicos.

Y mientras pasa el tiempo, sugiero a los que tenemos vida que nos enfrentemos con decisión a la tarea de levantarnos para recuperarnos en lo humano y reponer los bienes materiales perdidos en la catástrofe natural. Exigir que el aporte de los organismos públicos, privados y estatal, vayan a beneficiar directamente a los afectados, haciendo intervenir a los GAD(s) municipales. Si somos constantes en lo que nos proponemos, llegará el momento en que sin darnos cuenta nuestros esfuerzos serán recompensados para vivir mejor.
Estamos conscientes que contra la fuerza de la naturaleza nadie puede, pero hay que decidir cuál es el camino que debemos seguir hasta el fin de nuestros días, porque nadie vive para siempre. Ya hemos soportado varias veces al fenómeno El Niño, inundaciones y sequías, varios terremotos desde 1998- 2006, que nos causaron pérdidas económicas y humanas. Y las muestras de solidaridad de otras naciones nos indican que no estamos solos en todas estas emergencias.
El proceso de reconstrucción de la capital manabita, Portoviejo, se debe hacer solo con empresas ecuatorianas, realizando los estudios y contratando la mano de obra; así como en cada población en las zonas afectadas, mediante el concurso público y transparente. Ojalá que todo lo recaudado para los perjudicados sea invertido en ellos, como debe ser, cuidando y protegiendo el dinero para que no se diluya y convierta en propuesta lejana y pretexto, con lo que no se ayuda a la hermandad y solidaridad.
Estoy seguro que vamos a seguir unidos para levantarnos de esta tragedia; porque los manabitas de corazón somos activos, trabajadores y amamos esta tierra. Elevemos el civismo y la esperanza de entre las ruinas que quedaron, con la finalidad de construir un nuevo Manabí. ¿Será delito decir la verdad?
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala

Recomendadas para ti:

Más opiniones: