Actualizado hace: 48 días 12 horas 25 minutos
Salud
"Renacer" apaga sus equipos de diálisis tras fin de convenio con el IESS

El Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS), terminó el convenio de prestación de servicios con la clínica de diálisis Renacer.

Lunes 16 Enero 2017 | 04:00

 Esta casa de salud atendió durante dos años a pacientes del Seguro Social que requerían hemodiálisis, pero a finales de diciembre el IESS suspendió el convenio que tenían. 

Según el coordinador zonal del IESS, Jesús Loor, la medida la tomaron luego de que inspectores de la entidad encontraron fallas técnicas en la clínica.
La suspensión sorprendió a los pacientes, quienes hicieron un plantón frente al IESS y pidieron que sus versiones sean tomadas en cuenta a la hora de la decisión, ya que, aseguran, en esta clínica han mejorado ostensiblemente su salud.  Así lo dijo Nuri Moreira, una de las pacientes, quien señaló que el buen tratamiento que recibía le permite tener una vida normal, al punto que su trabajo en una entidad pública lo cumple sin inconvenientes. 
Mencionó que no entiende por qué no les renuevan el contrato.
Crisis. Vanesa Tuárez, administradora de la clínica, agregó que la empresa, que tiene 25 empleados, contaba con 10 máquinas titulares y tres alternas, en caso de alguna contingencia. Cada máquina cuesta 17.000 dólares.
La clínica tenía como su principal cliente al IESS, que transfería 66 afiliados, mientras que el Ministerio de Salud Pública enviaba 6. Luego que se dio por finalizado el convenio la clínica decidió apagar los equipos, “ya que no se justificaba seguir manteniendo la alta inversión”, dijo. 
Tuárez señaló que seguirán haciendo los trámites para volver a contratar con el IESS.
Aseveró que ellos utilizan tecnología japonesa para los tratamientos de diálisis. Las máquinas filtradoras de sangre son marca Nikisso.
Plan.  Por la suspensión del convenio el IESS transfirió a sus 66 afiliados a las otras dos clínicas de diálisis que hay en Portoviejo: Manadiálisis y Metrodial.
En Portoviejo hay cerca de 1.000 pacientes en las clínicas de diálisis.
Nuri Moreira mencionó que su temor es que las clínicas a las que los derivan colapsen por la gran cantidad de pacientes que recibirán.
Dijo que lo ideal es que cada clínica tenga tres turnos de atención, ya que la norma señala que cada paciente tenga una sesión de limpieza de cuatro horas y luego dijo viene el proceso de limpieza y desinfección de las máquinas, que es un tema altamente sensible.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala

Más noticias